Mercado de pases
Jueves 31 de Diciembre de 2015

Lo mató: "Pareció un chiste del día de los inocentes"

El presidente de Banfield destrozó al arquero Enrique Bologna, con quien tenía acordada de palabra su continuidad pero, a último momento, decidió ir a Gimnasia.


El presidente de Banfield, Eduardo Spinosa, dio por finalizada la novela con el arquero Enrique Bologna, quien a minutos de firmar la renovación con el club decidió dar marcha atrás y buscar un nuevo destino, que sería en Gimnasia.
"Parecía chiste que justo el día de los inocentes, le dijera al gerente que tenía otra oferta. Algo acordado con una persona, que estimábamos que cumplía su palabra y era seria, no había forma de darlo marcha atrás. De hecho no se firmó porque había que esperar las copias y que venga de vacaciones", remarcó el mandamás del Taladro en declaraciones al sitio oficial del club.
Además, agregó: "Debe ser el primer caso en la historia que un jugador de Banfield, que se dice hincha, elige jugar en Gimnasia de La Plata. Fue raro para nosotros, pero vamos a saber cubrir esa vacante".
Hace un par de semanas, el propio Spinosa a través de su cuenta oficial en la red social Twitter había anunciado la renovación de Bologna en una "alegría para todos los banfileños".
Sin embargo, algo pasó en el medio, y todo parece indicar que el futuro del arquero estará bastante lejos del club, más precisamente en Gimnasia de La Plata.
"Bologna eligió eso. Aunque finalmente no firme en Gimnasia, su futuro no va a ser en Banfield. Para nosotros rompió un pacto, rompió una palabra, y eso es romper una parte del corazón de los banfileños. Sólo queremos gente que tenga ganas de vestir esta camiseta. Acá no va a jugar más", remarcó tajante el presidente.
Asimismo, Spinosa cargó contra las exigencias que el arquero le había reclamado para iniciar la negociación de renovación de su contrato, que finalizó este 31 de diciembre.
"Bologna tenía una pretensión de tres años y medio de contrato con una cifra que superaba los 30 millones de pesos. Eso era muy difícil de aprobar. Era una cifra exagerada, impagable, y también excedía nuestro mandato. Le volvimos a hacer una oferta y costó mucho que la aceptara, pero nos habíamos puesto de acuerdo", dijo.
Por último, aprovechó para deslizar una crítica hacia los directivos del Tripero": "Ojalá el Beto sea feliz, y lo mismo para la gente de Gimnasia, que sabiendo que tenía todo arreglado con Banfield, fue a buscar al jugador, y a través de una no firma, hicieron una oferta. Ellos tendrán ese dinero...".