Ovación
Domingo 27 de Marzo de 2016

Los Jaguares quedaron en la puerta

En un partido desgastante, que no tuvo puntos en el complemento, Jaguares desperdició sus chances de sumar y cayó ante Stormers.

Jaguares no tuvo una noche inspirada, cometió numerosos errores en el manejo y falló en los envíos a los palos, cosas que fueron muy bien aprovechadas por un efectivo Stormers, que se llevó la victoria por 13-8, en la segunda presentación de la franquicia argentina ante su público en Vélez Sarsfield, por la quinta semana del Súper Rugby.
En un partido tremendamente desgastante y que no tuvo puntos en el complemento, Jaguares no sólo no jugó bien sino que además tuvo que lidiar con indisciplinas, indecisiones e ineficacia para mantenerse en el partido y un equipo como Stormers lo capitalizó a su favor, sumando en cada oportunidad que tuvo. Coleman fue el encargado de sumar con el pie; mientras que Kolbe, a puro slalom, anotó un buen try ante la pasividad de la defensa argentina, que de tacklear, poco y nada.
Las cosas se complicaron bastante con la amonestación a Nicolás Sánchez, quien minutos antes había descontado con un penal. El equipo argentino lo intentó, empujado más por su típico coraje -inherente e innegable-, pero los sudafricanos defendieron bien y plantaron el scrum como estandarte. Los visitantes no tuvieron un juego descollante, sino que apelaron a la simpleza pero se quedaron con la batalla en el contacto.
La recuperación pareció llegar al final del primer capítulo, cuando Sánchez dejó en el camino a varios rivales y habilitó al rosarino Jerónimo de la Fuente, quien se zambulló en el ingoal y marcó el único try argentino, convalidado pocos minutos después video ref mediante. La conversión que parecía factible no fue así y el parcial terminó 13-8 favorable a la vista.
Los Jaguares estuvieron a punto de marcar un try en el primer ataque del segundo tiempo pero la pegajosa marca hizo que a Lezana se le escapara la pelota cuando llegaba al objetivo. En ese parcial, Jaguares tuvo mayor tenencia de la ovalada, pero las imprecisiones le impidieron sumar ante un equipo sudafricano que se hizo fuerte en defensa y cuidó el resultado con uñas y dientes.