Ovación
Domingo 23 de Agosto de 2015

Los números en baja

Darío Franco lleva dirigidos 35 partidos en Primera División tomando como referencia el Torneo Local. Su eficacia es el del 31,4% y hace 12 encuentros que no suma un triunfo

Habrá que remontarse al domingo 8 de marzo, para recordar el último triunfo que consiguió Darío Franco como entrenador. En aquel momento, Defensa y Justicia venció a Banfield en condición de local por 1-0 en el marco de la 4ª fecha del actual torneo. Luego de ese cotejo el Halcón de Varela cosechó cuatro empates y dos derrotas y luego de la caída ante Temperley por 1-0 en la 10ª jornada, Franco le puso punto final a su etapa como técnico del elenco bonaerense.
•LEER MÁS: “Estoy convencido de la idea a seguir”
 En Colón lleva dirigidos seis partidos, con tres empates e igual número de derrotas, por lo cual hace 12 encuentros que no puede festejar, acumulando en ese lapso siete empates y cinco derrotas. En Defensa y Justicia dirigió 29 cotejos, obteniendo siete victorias, nueve igualdades y 13 derrotas. Sumando 30 puntos sobre 87 en juego con una eficacia del 34,4% tomando en cuenta el campeonato local.
Por su parte, como entrenador rojinegro suma tres puntos sobre 18 en juego con un porcentaje del 16,6%. Pero a la hora de hacer un balance de su carrera como técnico en Primera División y siempre haciendo hincapié en el torneo doméstico, los números totales son los siguientes: 35 partidos dirigidos, siete triunfos, 12 empates y 16 derrotas, acumulando 33 unidades sobre 105 en juego y una magra eficacia del 31,4%.
Sin dudas que los resultados por ahora no lo acompañan y que más allá del estilo de juego que intenta impregnarle a sus equipos, por ahora las estadísticas no están de su lado. Se sabe que lo más importante es el resultado, más allá de que jugar bien es el camino más fácil para lograrlo.
De todos modos, Colón hoy ni juega bien ni tampoco consigue sumar un triunfo, lo cual a esta altura es preocupante. Pero además, en los últimos seis cotejos, en tres de ellos no marcó goles y en dos lo hizo por intermedio de sus marcadores centrales (Germán Conti e Ismael Benegas).
Franco está convencido de su idea futbolística y luego del empate con Vélez aseguró: “Uno no es perfecto y se puede equivocar, pero estoy convencido de que esta es la idea a seguir”. Sería bueno por el bien de Colón que tenga autocrítica y no se encapriche con una idea, antes que sea demasiado tarde.