Ovación
Sábado 07 de Mayo de 2016

Los pasos de Rézola hacia los Olímpicos

El palista santafesino viajará a mediados de mes para participar en las Copas del Mundo en Europa; la primera para uno de los deportistas del Xinergia Team será en Alemania.

Pasan las semanas del año para Rubén Rézola y se acortan los días pensando en todos los objetivos deportivos que tiene. La preparación que está realizando va tomando forma pensando en todo lo que tiene por delante en 2016, comenzando a mediados de mes en Alemania con la primera Copa del Mundo y finalizando con el núcleo de todo: los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.
El deportista santafesino e integrante del Xinergia Team, habló luego del entrenamiento que realizó en Nordelta, Tigre (Buenos Aires), de cómo está realizando su preparación.
“A pesar del frío estoy realizando una excelente preparación, pero no debo saltar los primeros objetivos y que son las distintas Copas del Mundo que tendré en Europa antes de llegar a los Olímpicos... No voy a mentir que todo apunta a Brasil así que estoy preparándome a full.
El esfuerzo que realiza Rézola, como cada uno de los deportistas que hoy están en Xinergia, tienen sus resultados y eso se debe al esfuerzo que realizan.
Puro peso. En la imagen se observa al santafesino con las cargas enormes que trabaja en su puesta a punto, tomando en cuenta que la potencia del tres superior del cuerpo es el punto clave para lograr los resultados que persigue con su bote. 

“Estoy contento por lo que hicimos en Buenos Aires, fueron dos semanas superexigentes y el balance es positivo. El objetivo es claro y eso es una gran ventaja, ahora habrá algunas semanas un poco más tranquilas, y después partiré hacia Alemania para tener ahí la primera Copa en Alemania
—¿Cuál fue la metodología de entrenamiento en Nordelta?
—Fue hacer preparaciones explosivas en cuanto a las distancias intensas, todo específico, por ejemplo en una distancia de 200 metros. 
—¿Cuál es la meta en las competencias que tendrás en Europa?
—Estar siempre lo más arriba posible, y así seguir sumando medallas. Además todas las competencias que voy a realizar en Europa nos van a servir para comparar de la manera en que llegaré a los Juegos Olímpicos. Porque de cada una de ellas, y más allá de los resultados que obtenga servirá para analizar qué puntos deberé mejorar y en cuáles seguir de la misma manera.
—Uno se imagina que puede ser desgastante ese trajín que tenés.
—Es el sacrificio que siempre hice para llegar a ser alguien en el deporte que practico, y tengo los objetivos bien definidos. Por eso la preparación es a conciencia en todos los aspectos y en cada lugar que entreno al máximo, como es por ejemplo en Santa Fe en Xinergia desde la parte específicamente física. Así que estoy mentalizado en lo que será las competencias en Alemania, República Checa y Portugal.
—¿Y a la vuelta de Europa?
—Tendré un par de semanas para descansar, o para bajar un poco las cargas en algunos puntos, pero después ya el 7 de julio partiremos a Ecuador para comenzar la preparación directa a los Juegos Olímpicos, pasando antes por San Pablo y seguir metiéndole duro hasta arribar con la delegación argentina a Río de Janeiro.
Está más que claro que Rubén Rézola tiene estudiado hasta el último detalle en su preparación, y así todo tiene su premio.