Ovación
Lunes 24 de Agosto de 2015

Los pilares de su rica historia

El TC 2000 nació en 1979, con un campeonato Presentación de solo cinco carreras y que quedó en poder de Cocho López. Al año siguiente y, en su primer certamen de validez nacional, Jorge Omar Del Río –con un Volkswagen 1500– se adueñaría de la corona, que repetiría en 1981 y 1982

El TC 2000 nació en 1979 con un campeonato Presentación, que se desarrolló a lo largo de cinco carreras y que tuvo como ganador a Osvaldo Cocho López, con un Peugeot 504. Los vehículos que participaron en aquel año eran todos de tracción trasera, de 2.000 cm3 de cilindrada y caja de velocidades de cuatro marchas. Además del Peugeot, corrieron los Dodge 1500 (al volante de Rubén Luis Di Palma, Jorge Omar Del Río y José Miguel Pontoriero), los Ford Taunus (con Juan María Traverso, Esteban Fernandino y Esteban Pucho Sáenz) y, también, los Fiat 125 coupé. 
•LEER MÁS: La gran cita del deporte motor
•LEER MÁS: “Una carrera muy especial”
•LEER MÁS: Se prepara para los turistas
•LEER MÁS: Un piloto con mayúsculas

El de 1980 fue el primer campeonato con validez nacional y, merced a su confiabilidad, el equipo integrado por Juan Carlos Pianetto (padre e hijo), Aldo Bellavigna y con Jorge Omar del Río como piloto, se quedó con el cetro, derrotando a Rubén Luis Di Palma y Juan María Traverso. Las temporadas de 1981 y 1982 marcaron la misma tendencia, siendo nuevamente Del Río el campeón con su VW 1500, imponiéndose a los mismos rivales quienes, año a año, se acercaban en su performance.
En 1983, del Río ganó una carrera y, Rubén Luis Di Palma, fue el líder de la marca para luchar con el Ford de José Miguel Herceg, quien tenía como pilotos a Juan María Traverso y Mario Gayraud. A mitad de la temporada, la desvinculación del Flaco de Ramallo y su integración al equipo de Carlos Akel con otro Taunus permitieron el reingreso de Esteban Fernandino. De esa situación supo sacar provecho Di Palma para ganar el último título para Volkswagen hasta 1994. 
El de 1984 fue el año de Herceg y Ford. Su equipo decidió el resultado del campeonato entre Gayraud y Fernandino, quedando el título para el primero a pesar de los seis triunfos al hilo del Chango. También se consolidó la presencia de Renault, con Jorqe Serafini (quien había ingresado tiempo atrás con un R 18) y Rodolfo Zuain.
Así, al TC 2000 no solo ingresaba otra marca, sino que significó la incorporación de vehículos de tracción delantera, lo que obligó a un cambio en el Reglamento Técnico, que les permitiría a esos autos ser competitivos desde el inicio de su desarrollo.
En 1985 debutó la coupé Ford Sierra XR4, con el que Rubén Daray se consagró campeón sobre Mario Gayraud –quien, a mitad de año, comenzó a conducir un auto similar– y Juan María Traverso, protagonista del gran cambio de la temporada al dejar Ford después de 11 años para correr con un Renault 18. La otra novedad fue el debut de las coupé Renault Fuego. Primero fue Daniel Mustafá con un auto de Oreste Berta y, cerca del fin del campeonato, tuvieron sus coupés Jorge Serafini y Ernesto Tito Bessone, este último ganando en Las Flores y haciendo la pole en Buenos Aires.
En 1986 se conformó el equipo Renault con dos Fuego para Juan María Traverso y Ernesto Soto; Ford nombró equipo oficial a la escuadra de José Miguel Herceg con Mario Gayraud y Tito Bessone y a Volkswagen se le dio un handicap reglamentario para mantener competitivo al VW 1500 que había quedado relegado respecto a los nuevos modelos. 
En Balcarce, donde se disputó la carrera apertura, Di Palma y su VW 1500 ganaron y estalló una polémica que quitó lo concedido a la marca, alejándola de la punta. La Fuego de Traverso ganó el primer campeonato. Bessone se alejó de Herceg y se integró al equipo de Carlos Akel, lo que le restó chanches de ganar el título. Y, a fin de año, debutó ganando Juan Pablo Zampa con una Renault Fuego en Bahía Blanca, hecho irrepetible, hasta ahora, en la historia de la categoría.