Ovación
Viernes 19 de Mayo de 2017

Los Pumas Seven jugarán en Inglaterra

El selecionado argentino de juego reducido afrontará sábado y domingo la última etapa del Circuito Mundial que organiza Wolrd Rugby en Londres.

Este fin de semana de desarrollará la décima y última etapa del World Seven Series con la disputa del Seven de Londres, que ya tiene como campeón a Sudáfrica, luego de quedarse con el certamen disputado la semana pasada en París.

En Inglaterra, la Zona A estará conformada por Sudáfrica, Estados Unidos, Gales y Kenia, mientras que la Zona B, Escocia, Francia, Argentina y Rusia. En la zona C estarán Nueva Zelanda, Fiji, Canadá y Japón, en tanto, en la zona D, lo harán Inglaterra, Samoa, Australia y España.

En esta competición, Los Pumas 7´s debutarán el sábado 20, a las 6.14 frente a Francia, mientras que a las 9.42, lo hará frente a Escocia. Finalizará la primera ronda, a las 12.26, jugando ante Rusia.

En la penúltima etapa jugada en Francia, el seleccionado argentino de juego reducido se quedó con la copa Trophy, al imponerse en la final a Australia por 33-12. Para afrontar esta última etapa, Los Pumas Seven tendrán estos jugadores: Gastón Revol (capitán), José Barros Sosa, Lautaro Bazán Vélez, Lucas Bellotto, Julián Domínguez, Germán Klubus, Fernando Luna, Santiago Mare, Mauro Perotti, Joaquín Riera, Conrado Roura, Javier Rojas y Franco Sábato.

Las posiciones del Circuito Mundial de Seven 2016/2017 se encuentra de esta manera: Sudáfrica 179 puntos, Inglaterra 145, Fiji 142, Nueva Zelanda 127, Estados Unidos 114, Australia 101, Escocia 87, Canadá 81, Argentina 80, Gales 66, Francia 61, Kenia 58 y Samoa 48.


Seven2.jpg




Rookie del año

En otro orden hay que señalar que el back de Sitas de Buenos Aires, Matías Osadczuk, fue nominado por World Rugby para recibir el premio al mejor Rookie del año. Los otros candidatos son el neocelandés Vilimoni Koroi y el fijiano Kalione Nasoko.

En lo que va de la temporada cumplió una gran actuación en el combinado nacional de juego reducido, logró 26 tries, pero luego sufrió una rotura de ligamentos cruzados de su rodilla derecha en el Seven de Hong Kong, lo cual le impidió estar afuera en las dos últimas etapas del circuito.