Ovación
Lunes 25 de Abril de 2016

Medidas de protección

La dirigencia de Colón junto a la abogada de Futbolistas Argentinos Agremiados, Estela Reschia, se reunieron con funcionarios provinciales y autoridades policiales para garantizar que el plantel sabalero entrene de manera normal y bajo la custodia de las fuerzas de seguridad

Teniendo en cuenta las amenazas y agresiones que sufrió el plantel sabalero luego de la derrota en el Clásico, este lunes a la mañana en el Ministerio de Seguridad se llevó a cabo una reunión de la que participaron dirigentes de Colón (el presidente Enrique Ariotti; el secretario general Jorge Giorgetti y el secretario de Relaciones Institucionales, Raúl Molina); Fabio Mudry, director de Seguridad en Espectáculos Deportivos y Eventos Masivos; Fernando Peverengo, subsecretario de Coordinación de Políticas Preventivas; la doctora Estela Reschia, representante de Futbolistas Argentinos Agremiados en Santa Fe; el fiscal regional Jorge Nessier y autoridades policiales, más funcionarios provinciales de la cartera de Seguridad. 
 
Allí se analizó el cuadro de situación y las medidas a tomar para brindarle seguridad al plantel que comenzará a entrenar con custodia policial. Luego de la reunión, hablaron Ariotti y Peverengo, quienes opinaron respecto a los hechos sucedidos el sábado y las horas posteriores, en donde se mencionó que los jugadores habían recibido amenazas.
 
El titular sabalero de alguna manera intentó minimizar los hechos y descartó que hubiera agresiones físicas hacia los jugadores ni tampoco hacia los autos que los transportaban, aunque reconoció los insultos por parte de los aproximadamente 30 hinchas que se acercaron a la concentración del elenco rojinegro.
 
La palabra de Enrique Ariotti
“A través de la doctora Reschia, tomé contacto con los jugadores para que ella concurra a esta reunión y luego les dé la garantía, evitando cualquier cortocircuito en la información y de la manera en que se va a trabajar a partir de hoy y hasta la finalización del torneo. Los jugadores están preocupados, pero quiero aclarar que no hubo agresiones pero sí insultos”, comenzó diciendo el máximo directivo sabalero.
 

Para luego agregar: “No llegó a existir contacto con los autos de los jugadores que se retiraban del hotel, pero sin dudas que llegamos a un punto de inflexión en donde no debe haber ningún caso más de violencia, por lo cual vamos a implementar todas las medidas para que los jugadores estén tranquilos”.
 
Respecto a las conclusiones que se sacaron durante la charla y los objetivos que se plantearon, aseguró: “En este sentido debemos apelar a la prevención, manteniendo libres las rutas de ingreso y egreso donde va a practicar el plantel y con esa medida pienso que se resuelve el tema y si hay que poner el derecho de admisión de la gente que está sospechada de haber agredido al plantel, lo vamos a llevar a cabo”.

En cuanto a lo que sucedió el sábado a la tarde y las medidas que tomó el directivo, dijo: “La única denuncia que existió la hice yo el sábado después del partido, relatando lo que fue la agresión al micro que transportaba al plantel y lo que pasó luego cuando los jugadores se retiraron. Pero ahí yo ya no estaba porque me había retirado un minuto antes y en ese momento estaba todo en orden. Y después mencioné lo que fueron algunas cartas y pintadas que surgieron en las horas posteriores”.

Cuando lo consultaron respecto a si los hinchas que insultaron al plantel fueron identificados, el directivo manifestó: “Los únicos hinchas identificados fueron los 10 que detuvieron el miércoles y que no podrán concurrir al estadio, pero no los que fueron el sábado. De todos modos, lo más importante es que a partir de hoy los jugadores van a entrenar con normalidad”.
 
Por ultimo, Ariotti sentenció: “Nos estamos ocupando para que no sucedan hechos nuevos, está claro que el ambiente no es el mejor y por ende hay que implementar las medidas de seguridad pertinentes. Hay que aprender de los errores y en consecuencia Colón va a reestructurar su equipo de vigilancia privada”.
 
La postura de Peverengo
Luego fue el turno de Fernando Peverengo, quien expresó lo siguiente: “Nosotros le hicimos llegar a la abogada de Futbolistas Argentinos Agremiados que íbamos a brindar las condiciones necesarias para que los jugadores entrenen con normalidad. Cuando nosotros trabajamos en políticas preventivas siempre decimos que lo hacemos en el antes, en el durante y en el después y muchas veces influye el resultado. Obviamente que había un operativo previsto y existen diferentes versiones, dado que de nuestra parte no tenemos conocimiento de que existieran golpes o agresiones. Sí hubo gente que insultó con malestar por el resultado, pero no hubo denuncia policial, lo único que existió fue una denuncia por parte del club a la fiscalía”.
 
Para luego agregar: “No hubo denuncias del plantel sabalero. No se arrojaron piedras y mucho menos un matafuego. Pero hay que reconocer que se acercó un grupo de gente más cerca de lo previsto que tenía que estar. Por lo cual hay puntos a corregir y nunca dijimos que el operativo fuera perfecto, sí exitoso, pero está claro que hay cosas por mejorar”.
 
Respecto a los pasos a seguir para que la semana del plantel se desarrolle con normalidad apuntó: “Se va a realizar un operativo especial que va a ser hasta finalizar el torneo y además se va a reforzar la seguridad en el predio donde entrena el club; de esta manera se va a ir charlando durante la semana para ultimar los detalles sobre el operativo para el fin de semana cuando Colón juegue ante Olimpo. No va a haber custodia fija en la casa de los jugadores, será esporádica pero no por eso van a estar descuidados los futbolistas. Por otra parte, nos vamos a reunir todas las veces que los dirigentes de Colón lo crean conveniente”.
 
En el final de la charla se refirió a los hinchas que fueron detenidos el miércoles luego de agredir a Alan Ruiz: “Están identificados los 10 detenidos y nosotros elevamos un pedido para que el viernes, en el horario del partido, esas personas se acerquen a la comisaría más cercana a su domicilio”.