Ovación
Domingo 26 de Julio de 2015

“Necesitamos darle una alegría a la gente”

El DT Darío Franco reconoció: “Tenemos que analizar este resultado, corregir errores y seguir mejorando para afianzar la idea”. A la vez que agregó: “Nunca pudimos poner mano a mano a nuestros extremos”.

Luego de la segunda derrota consecutiva desde que se hizo cargo de Colón y sin poder aún ganar como entrenador sabalero, Darío Franco enfrentó a la prensa y analizó lo que fue la caída ante River. 
Con tono mesurado, pero deslizando algún cuestionamiento hacia el árbitro Darío Herrera, el técnico rojinegro opinó respecto a la actuación de su equipo y sobre el presente futbolístico pensando en el futuro.
Sus primeros conceptos estuvieron referidos a los 90’ que se jugaron en el estadio Monumental: “El partido salió más o menos como lo habíamos planeado e imaginado, un rival proponiendo todo el tiempo, muy intenso en su juego y con variantes en ataque. Por ese motivo nosotros en el primer tiempo tuvimos poca posesión del balón y nos faltó juego. Pero pudimos ponernos en ventaja, no sé si de manera justa, pero logramos hacerlo. Y en el segundo tiempo, nuevamente caímos en algunos errores defensivos que los pagamos muy caro. Nos dieron vuelta rápido el partido y no pudimos meternos nuevamente en el juego”. Para luego agregar: “Es cierto que después de que River dio vuelta el resultado manejamos un poco la pelota, sin tanta profundidad. No sé si el gol de cabeza de Ismael Benegas fue offside o no, porque estaba muy lejos. Pero más allá de esa acción no tuvimos la profundidad necesaria para inquietar a River. Tuvimos algunas acciones aisladas y no supimos aprovecharlas, porque nos faltó contundencia. Dispusimos de algunas acciones claras, que fueron pocas, pero de concretarlas, el resultado quizás hubiese sido otro”.
Respecto al planteo táctico que diagramó para enfrentar al finalista de la Copa Libertadores, y la idea de salir a jugarle de igual a igual a River indicó: “Nunca pudimos poner mano a mano a nuestros extremos, como lo habíamos pensado, porque la pelota no les llegaba bien, o cuando la tenían no lograban desequilibrar a sus marcadores. Fue más fácil y nos trajo mayores beneficios jugar la pelota a las espaldas de los cuatro defensores de River, pero tampoco lo supimos aprovechar. De todos modos, debemos recuperarnos y ahora tenemos otro rival complicado (Independiente) que nos obliga a trabajar y a levantar la cabeza. Tenemos que analizar este resultado, corregir errores y seguir mejorando, para afianzar la idea. Después veremos si hacen falta otros intérpretes, para eso está el trabajo de la semana”.
Más allá de que lleva poco tiempo de trabajo, los resultados positivos no lo acompañaron a Colón desde su llegada y es una extrema necesidad obtener tres puntos a la brevedad: “Necesitamos ganar, darle una alegría a la gente y por sobre todas las cosas, este plantel se merece un triunfo por lo que viene trabajando”.
Cuando lo consultaron al estratega sabalero respecto a si había sido falta de Javier Saviola a Jorge Broun en el gol de Sebastián Driussi que marcó el 1 a 1, manifestó: “La verdad que no sé, no me acuerdo, me tocó venir a cancha de River y Boca y siempre existe alguna situación dudosa en contra, a favor nunca”. 
En la parte final, no esquivó una respuesta a la situación matemática que refleja un punto sobre nueve en juego desde que se hizo cargo del equipo en el paréntesis obligado por la Copa América: “Es verdad que los resultados siempre mandan en el fútbol, como así también que tuvimos un arranque del semestre con rivales muy difíciles a los que enfrentamos, ahora nos toca otro, pero debemos trabajar y levantar la cabeza, no nos queda otra”.