Ovación
Jueves 21 de Enero de 2016

“No hay misterios, solo se necesita dedicación”

El presidente de la institución, Rubén Darrás, reconoció el gran impulso que significó el ascenso a Primera. “Ahora hay que mantenerse”, expresó.

En una ciudad donde se transpira el deporte, el club Atenas es sinónimo de pasión. Desde sus comienzos, imperó por ser formador de grandes valores, desde atletismo, hasta pasando por el básquet, hoy disciplinas que ya no están. Pero encontró en el fútbol su deporte insignia, que lo tiene como una de las instituciones más importantes de la región, no solo por su historia, sino también por la cantidad de jugadores que emergieron.
Como cualquier otro, no escapa de la realidad, ya que en todo momento le tocó hacer frente a los imponderables que te presenta el paso del tiempo, pero así y todo se mantiene de pie y, con mucho trabajo y responsabilidad, hoy vuelve a decir presente con el ascenso a Primera División.
Tras un 2015 auspicioso, su presidente, Rubén Darrás, hizo un balance sobre la temporada y vaticinó los objetivos para este 2016. “El presente es muy bueno, porque después de 20 años ascendimos a Primera. Después en lo económico, no le debemos un peso a la Liga Santafesina; cómo será que a fin de año, cuando se hizo la cena de despedida, la Liga nos entregó un diploma por haber sido uno de los clubes que hizo bien las cosas y mantuvo sus cuentas al día. Por ahora, que llegamos a este lugar pensando continuar trabajando, haciendo obras y generando un espacio de inclusión para chicos de todas las edades”, comentó.
“La idea es lógicamente mantener la base y potenciarla con algunos jugadores con rodaje en la máxima categoría. Sergio Juncos estará a cargo, junto al profesor Ariel Olivera y el gran Cadete Guerrero, que lleva más de 50 años con nosotros”, agregó.
 Siempre se dice que lo más complicado no es llegar, sino mantenerse. Habida cuenta de que estar en la élite del certamen doméstico es un privilegio que no debe ser pasado por alto, Rubén apunta a que la estadía de Atenas no sea momentánea sino constante: “La base es una parte importante de esta cadena. Tendremos que esperar para ver qué jugadores pueden venir. Somos un club recontra amateur y, como tal, no tenemos la posibilidad de tener futbolistas rentados. Así es que apostaremos al sentido de pasión y a las ganas de los chicos, que a objetivos deportivos que vayan por sobre lo económico. Es una situación que nos deja por debajo de clubes que sí lo hacen, pero nuestra realidad es esta y así la vamos a pelear”.
Después de dos décadas de espera, la inquietud sobre qué se hizo bien para lograr el máximo objetivo, Darrás se tomó unos segundos y reconoció: “Hubo muchos cambios. Lo primero que se nota es en lo edilicio, ya que conseguimos cerrar el gimnasio gracias a un subsidio y terminamos una parte del tapial que nos estaba faltando. Pero en lo deportivo, se trató de un trabajo que arrancó hace cinco años con Sergio Juncos y Vidal Rivero como técnicos y tuvo su cierre de oro el año pasado. Al principio no se daban los resultados, pero el proyecto funcionó a la perfección por apostar a algo a largo plazo. No hay misterios, solo hay que tener dedicación. Es verdad que no podemos compararnos con muchos de los clubes, que incluso tienen una administración semiprofesional, pero buscaremos en todo momento estar a la altura de la historia de Atenas”.
En el final, explicó el por qué es presidente: “El ser hincha, a veces te juega en contra, ya que la pasión te sale por los poros y decís cualquier barbaridad (risas). Pero estoy acá porque quiero mucho al club. Arranqué con mi pibe en 1996 y, a los 61 años, me sorprendo todos los días de las cosas que se hicieron. Ahora que soy jubilado prácticamente vengo todos los días y me siento muy bien. Es un placer estar acá. Significa mucho en mi vida y por eso trabajo todos los santos días para que Atenas esté siempre mejor”.

Comisión directiva:
Presidente: Rubén Darrás.
Vicepresidente 1º: Miguel Gómez.
Vicepresidente 2º: Miguel Cardozo.
Secretaria: Susana Debiasi.
Prosecretaria: Viviana Sachi. 
Tesorero: Víctor Barbero.
Protesorero: Nicolás Micheloud.
Secretaria de actas: Nilda Ponce. 
Vocales: Carlos Ferrigutti, Gustavo Gamboa, Cristian Cometto, Gustavo Aguirre, Elisa Torales y Belén Barbero.
Síndicos: Vidal y Julio Rivero.