Ovación
Lunes 14 de Diciembre de 2015

Ofrecimientos del ascenso

Entre tantos nombres que acercaron a la dirigencia de Unión, aparecieron los de Pablo Soda (Instituto) e Israel Coll (Ferro). Sin mayores novedades en el rubro renovaciones

Muchos equipos en el fútbol argentino esperan con ansias la segunda vuelta para conocer quién será el próximo presidente de la AFA. Es que si sigue Segura o llega Tinelli, uno de los temas vitales es conocer el monto en cuanto al reparto de dinero que recibirán los 30 participantes de Primera División.
 
Unión es uno de los involucrados, aunque esto no significa que las llamadas, negociaciones, ofrecimientos y actividades de los dirigentes se desarrollen normalmente en cada jornada.
El fin de semana se esfumó sin respuestas de los centrales, pero con alguna certeza por el lado de la gente que representa a Leonardo Sánchez. 

Israel Coll fue una de las piezas fundamentales de Ferro.
 
Y como ocurre en cada mercado de pases, siempre por intermediarios, allegados o propios representantes, se acercan nombres que después se evalúan o bien se encuentran en algún plan B o C.
El propio Luis Spahn se encargó de afirmar por todos los medios que principalmente intentarán contratar jugadores con algún recorrido en Primera. También es verdad que si los números no dan, muchas soluciones pueden llegar desde la categoría inmediata inferior (“B” Nacional), donde la pasada temporada varios clubes tuvieron jugadores destacados.
 
Dos de los nombres que surgieron tuvieron buenas actuaciones en el certamen de ascenso.
Pablo Soda es un delantero joven, veloz y que con Rivoira en el banco compartió la línea de ataque de Instituto junto a Pablo Magnín y fue titular en el tramo final de la temporada. El otro es un volante por izquierda de mayor recorrido (105 partidos), que se destacó en la campaña de Ferro. Israel Coll tiene una historia muy particular pues es pastor evangélico, en Talleres no lo tomaron porque gambeteaba demás y recaló en el Verde por intermedio de Raúl Villarreal, presidente del movimiento evangélico. Desde hace tiempo también lo siguen San Lorenzo y Argentinos Juniors.