Ovación
Jueves 11 de Febrero de 2016

Orión y Tevez los más exaltados tras la goleada que le propinó San Lorenzo

"Somos una máquina de perder finales, acá no se salva nadie", gritó el arquero en el vestuario mientras que Carlitos fue directo y dijo que "para ganar hay que romperse un poco más el culo".

San Lorenzo ganó 4 a 0 a Boca en la final por la Supercopa Argentina y dejó nocaut al xeneize que viene de un verano complicado. Carlos Tevez fue uno de los que habló tras el cachetazo y además trascendió el enojo del arquero Agustín Orión en el vestuario.
"Nos falta bajar los decibeles y correr más, lo que ganamos fue lindo pero este club es tan grande que siempre hay que rendir exámenes. Se ve la relajación; San Lorenzo nos ganó sólo corriendo y Temperley igualó nuestra técnica metiendo. Hay que bajar y romperse un poco más el culo", graficó Carlitos.
No se midió con las palabras y demostró que la situación llegó a un límite. Más tarde, aceptó que las críticas por el juego del elenco de Arruabarrena son acertadas y se centró en su labor: "Si yo hacía el mano a mano del primer tiempo, cambiaba el partido. La culpa es de todos, del cuerpo técnico y los jugadores. Hay un promedio de 6 ó 7 que están por debajo de su nivel".
Además trascendió que Orión ingresó a los gritos y no hubo forma de mantener puertas adentro el discurso que brindó cerca de diez minutos.
El ex San Lorenzo estaba sumamente furioso y arrancó con los reproches: "Somos una máquina de perder finales, acá no se salva nadie". Y continuó: "Nos hacen un gol y no nos podemos levantar... Nos hacen cuatro, no reaccionamos. ¿Qué carajo nos pasa?".
Consultado sobre esos dichos, tevez fue claro y una vez más la interna quedó a la vista cuando respondió: "Es la primera final que yo pierdo".