Ovación
Jueves 10 de Agosto de 2017

Peque Schwartzman quiere seguir avanzando en Montreal

Impulsado por esa fabulosa actuación, este miércoles, a las 13.30 de la Argentina, por los octavos de final del Masters 1000 de Canadá, el jugador formado en Náutico Hacoaj se medirá con el estadounidense Jared Donaldson (66º).

Fue una gran victoria en la noche del martes canadiense, la primera de su carrera ante un top ten: Diego Schwartzman , 36º en el ranking mundial, venció por 6-4, 6-7 (7-9) y 7-5 al austríaco Dominic Thiem, tercer preclasificado del certamen y número 7 del mundo. Impulsado por esa fabulosa actuación, hoy, a las 13.30 de la Argentina, por los octavos de final del Masters 1000 de Canadá, en Montreal, el jugador formado en Náutico Hacoaj se medirá con el estadounidense Jared Donaldson (66º).


El porteño, de 24 años, había superado el lunes en la primera ronda al juvenil estadounidense Reilly Opelka por 6-3, 6-7 (4-7) y 6-4; su próximo desafío fue ante Thiem y lo superó, después de haber salvado cuatro match points. Fue uno de esos triunfos que dejan huellan e imprimen una gran dosis de confianza para lo que viene.

Los méritos son gigantes desde cualquier punto de vista para Schwartzman: por la calidad de Thiem (ganador de 8 títulos en singles, uno de ellos en el ATP 250 de Buenos Aires en 2016) y porque se encontraba 2-5 en el tercer set, e un match que se prolongó casi 3 horas y dejó en evidencia los nervios del austríaco en los puntos definitorios.


No es casual el crecimiento de Schwartzman (el argentino más destacado del año en el ATP Tour). Desde fines de 2016 empezó a hacer un trabajo físico muy exigente con Martiniano Orazi, ex PF de Juan Martín del Potro. Y además encontró en Juan Ignacio Chela y Leo Olguín a dos personas que lo ayudaron desde el punto de vista estratégico y emocional dentro de la cancha. El Peque es, sin dudas, una de las cartas principales que la Argentina debería tener en Astana, del 15 al 17 de septiembre próximo, en el repechaje de la Copa Davis ante Kazakhstán.