Ovación
Jueves 28 de Enero de 2016

“Pienso que sigo en Colón”

Más allá de su deseo de emigrar a River, Germán Conti charló con Ovación y brindó su parecer en relación a su futuro

Son horas decisivas en la carrera futbolística de Germán Conti y no es para menos. River hizo una oferta concreta y muy importante para adquirir el 80% del pase del marcador central que fue una de las figuras de Colón en el torneo pasado y el defensor de mejor rendimiento con apenas 21 años.
 
En este mercado de pases lo vinieron a buscar cuatro equipos grandes: Independiente, San Lorenzo, Racing y por último River, quien realizó el mejor ofrecimiento. Por lo que pudo averiguar Ovación, la entidad millonaria propuso pagarle a Colón 2.400.000 dólares limpios, estirándose a abonar 1.700.000 de contado en el momento de la operación y el resto a mitad de año. Con lo cual la erogación que haría River sería superior a los 3.000.000 de la moneda estadounidense.
 
Sin dudas que se trató de una propuesta seductora por donde se la mire, pese a que los dirigentes sabaleros mantienen una postura inflexible dado que pretenden negociarlo una vez finalizado el torneo al fútbol del exterior en donde consideran que pueden obtener mayor rédito.
 
 
Cansado de las idas y vueltas, y que la negociación no prospere, el rubio defensor salió a hablar y a exponer su punto de vista. En diálogo con Ovación, Conti manifestó su deseo de ser transferido a River, pero además criticó la postura de los dirigentes sabaleros que ni siquiera se sentaron a escuchar la oferta del club riverplatense.
 
En el inicio de la conversación se refirió al cuadro de situación: “Con mi representante (Silvio Villalba) y mi papá llamamos a los dirigentes y ni siquiera nos responden. Eso es lo que más impotencia me genera a mí, los directivos tienen el derecho a venderme o no, pero estoy un poco desilusionado por el trato que tuvieron conmigo”.
 
Para luego agregar: “Antes de viajar a Balcarce, el lunes 11 de enero, mi papá y mi representante se juntaron a dialogar con (José) Vignatti y en esa reunión se llegó a un acuerdo para una posible venta en un determinado monto. Y ahora River se acercó bastante a esa suma que pedían y en consecuencia estoy preocupado porque en un momento nos dijeron una cosa y después cuando llega la oferta no te responden y declaran que soy intransferible. Esa más que nada es mi bronca. Lo que pretendo es que se sienten al menos a negociar, si después no se da la venta mala suerte, pero al menos que me traten bien, ya que siempre dejé todo por la camiseta de Colón, por lo cual no tengo dudas de que merezco otro trato por parte de los directivos”.
 
A la hora de manifestar sus ganas, expresó: “No siempre se da que en un mercado de pases te vengan a buscar tantos equipos grandes, está claro que con 21 años jugar en River sería un paso muy importante en mi carrera. Pero si no se llega a dar, al menos espero una mejora en mi contrato que tanto dijeron y que hasta ahora no se produjo”.
 
 
Respecto a este tema, continuó: “Pienso que hablando se solucionan las cosas, por eso no entiendo la postura de los dirigentes de no atender el teléfono ni tampoco querer hablar. La última vez que tomé contacto con Vignatti y (Horacio) Darrás fue después del amistoso con Patronato que ellos me dijeron que me quede tranquilo y que en seis meses me iban a vender. Pero quién me puede garantizar eso, los jugadores tienen momentos y hay que aprovecharlos; hablando con los referentes del plantel me manifestaron que a ellos les pasó lo mismo. Y por no transferirlos en tiempo y forma después se fueron libres y no les quedó plata al club”.
 
Si algo caracteriza a Conti es justamente su perfil bajo muy alejado de las frases polémicas y en este caso no es la excepción ya que se manejó con respeto, pero también con firmeza por una situación que considera injusta ante una enorme chance que se le presenta.
 
“Más que nada salgo a hablar para defender lo mío, porque tal vez a la gente le dicen una cosa y por dentro sucede otra. De todos modos, le digo al hincha que si me toca quedarme en Colón lo haré al 100% como siempre sucedió dejando todo por esta camiseta. Siempre me manejé de manera correcta, esperé que los nuevos dirigentes asuman y después llegaron las ofertas de San Lorenzo y Racing. En ese momento entendí que era poca la plata que le ofrecían a Colón y por eso seguí trabajando y enfocado en la pretemporada. Pero ahora llega esta oferta de River que es muy buena para el club ya que entraría una plata muy importante y toda junta como ellos pretendían”, agregó el Flaco.
 
El razonamiento de algunos dirigentes era que de ninguna manera Conti puede valer tres veces menos que Emanuel Mammana, quien será transferido por River a la Fiorentina por 9.000.000 de euros. Sobre este punto el defensor sabalero opinó: “Pero Mammana ya debutó con la camiseta de la Selección argentina y eso sin dudas que te aumenta la cotización y además la vidriera de River y Boca es absolutamente diferente a la de los otros equipos”.
 
 En cuanto a los pasos a seguir  en lo personal y la postura que pueda adoptar la dirigencia de River si el tema no se define, manifestó: “A mí me queda seguir entrenando y jugar el amistoso que el sábado tenemos frente a Newell’s. Yo jamás le faltaría el respeto ni a Colón ni tampoco a la camiseta. El club no se merece eso ya que siempre me dio todo y soy un agradecido a la institución. Es el club que me formó y me hizo debutar en Primera División y ahora soy Germán Conti gracias a Colón. Y en cuanto a River la dirigencia puso un plazo de 24 a 36 horas como máximo para definir la cuestión. En consecuencia se debe resolver rápido para bien o para mal. Y ojalá que sea lo mejor para mí y obviamente que también para Colón”.
 
El miércoles no jugó ante Patronato y en principio se dijo que fue por un problema en el aductor pero luego se sospechó que tenía que ver con su posible venta. A la hora de aclarar, tiró: “Fue un poco de todo, Franco sabía que venía con una molestia en el aductor, pero también le habían comunicado respecto a la oferta que hizo River. De todos modos, más que nada decidieron preservarme porque me dolía el aductor, pero fue por ambas cosas”.
 
 
Cuando se lo consultó respecto a si estas declaraciones podían molestar a los dirigentes más allá del respeto con el que se expresó, dijo: “Yo salgo a hablar porque estoy muy enojado, porque no me trataron como me lo merezco. Ojalá que todo llegue a buen puerto y que las cosas se puedan solucionar para el bien de todos. Cuando me pongo la camiseta de Colón soy consciente de que debo entregar todo porque tengo una carrera por delante y espero que tengamos un buen torneo y obtener grandes cosas”.
 
En el final opinó respecto a cual era su sensación y afirmó: “Hoy siento que tengo un pie y medio en Colón, salvo que los dirigentes modifiquen su postura, me parece que voy a continuar en el club y si es así seguiré brindando lo mejor de mí para beneficio del equipo”. 
Mariano Cassanello /  mariano.cassanello@uno.com.ar / Ovación