Ovación
Jueves 02 de Junio de 2016

Por el “tri” ante su gente

La Selección de Mayores de Santa Fe iniciará este viernes su camino en el Torneo Interasociaciones cuando enfrente, a partir de las 21.30, a Noroeste en el gimnasio Roque Otrino de Colón. El elenco de la ASB tiene entre sus filas al pivote Tayavek Gallizzi

Sus padres están más grandes y con canas. Sus entrenadores con kilos de más, pero dirigiendo otros clubes en algunos casos, y varios ya retirados de la actividad oficial.
 
Ellos crecieron, desde la edad, lo físico y por supuesto, en lo basquetbolístico.  Cuando entren a la canchaeste viernes vivirán sensaciones distintas, tal vez se acuerden de aquellos sábados de divisiones inferiores, cuando el sueño era llegar a competir en el máximo nivel del básquet argentino.
 
La Selección de Mayores de Santa Fe, conformada íntegramente con jugadores nacidos en el certamen doméstico, buscará desde este viernes transitar el camino que lo lleve a conseguir el tricampeonato provincial, cuando se ponga en marcha una nueva edición del tradicional Interasociaciones.
 
La dirigencia local peleó para tener la organización y logró su objetivo, siendo los gimnasios Roque Otrino (Colón) y Ezequiel Cerati (Rivadavia Juniors) los elegidos para llevar adelante la acción. El primer paso lo dará frente a Noroeste, a partir de las 21.30 en el Roque Otrino. Tal vez sea uno de los rivales más débiles pero en este tipo de competencias lo más importante es dar pasos firmes, no anticiparse a los hechos o saberse superior sin pisar el rectángulo.
 
Proceso extendido
En 2013 llegó Sebastián Saborido a la dirección técnica del combinado de Mayores. Sus pergaminos como entrenador de Alma Juniors le dieron una posibilidad que supo aprovechar, a tal punto de conseguir un subcampeonato y los dos últimos torneos en condición de visitante.
 
Cuando se conformó este proyecto que va por su cuarto año, se intentó proyectar a los jóvenes valores que estaban en el torneo local, más aquellos que dieron el salto a la Liga Nacional.
 
Siempre cuando se juega este tipo de competencias es importante tener a mano el calendario. Lamentablemente desde que se armó el nuevo esquema de la Liga Nacional, la máxima división prácticamente se disputa hasta julio con lo cual varios exponentes quedan imposibilitados de calzarse la camiseta de Santa Fe.
 
El caso más emblemático es el del alero Mauro Cosolito, que actualmente está disputando la final de la Conferencia Norte con su equipo Ciclista Olímpico. La anécdota pinta el sentido de pertenencia de este plantel y la contó hace un par de días en Ovación el capitán Alejandro Alloatti.
 
Hace una semana, los santiagueños eliminaron a Libertad. Antes de aquel cuarto playoffs se juntaron a cenar los dos y se comprometieron que el que perdía y quedaba en el camino vendría a disputar el Interasociaciones. Y así fue como Alloatti resignó sus vacaciones para estar presente. En lo personal tendrá un condimento extra porque por primera vez el interno compartirá equipo con su hermano Francisco.
 
Estas pequeñas historias suceden a cada paso. Este grupo de amigos siempre se mantiene en contacto y espera con ansiedad la fecha para representar a la Asociación Santafesina.
 
Acá el mérito es compartido: los jugadores por priorizar conformar un equipo que no sabe otra cosa que buscar más títulos. Un cuerpo técnico que año a año se agranda (se sumó Pablo Galetto) y gana en experiencia. Y una dirigencia que apoya e intenta que no le falte nada a nadie para simplemente pensar en salir a jugar los partidos.
 
Recuperar la convocatoria
Así como los familiares, amigos y la gente del básquet seguramente se dará cita este fin de semana para presenciar las alternativas del evento, sería mucho más importante que este torneo sirva como plataforma para masificar el deporte, para que tome nuevamente impulso desde las bases.
 
Estos jugadores están capacitados desde adentro de un rectángulo para contagiar a los de afuera. Para hacerlos sentir partícipes de un nuevo sueño, con escollos que aparecerán en el camino e intentarán sortear. Santa Fe tiene bases rápidos pero capacitados para poner la pausa cuando el cotejo lo requiera, escoltas con capacidad anotadora y aleros que se fajarán ante quien sea necesario.
 
El juego interior es el salto de calidad que, al menos en la previa, tiene este combinado por sobre el resto. Si bien varios jugadores no pudieron venir por diferentes motivos, la ASB pudo alistar al propio Alloatti con Tayavek Gallizzi.
 
El interno de la Selección Argentina es otro de los humildes que prefiere arriesgar su físico para devolverle al básquet local todo lo que le dio para llegar a la Liga Nacional. El Gallizzi versión 2016 creció mucho desde aquel que tenía por ejemplo poca participación en el Provincial de Rosario.
 
Las cartas están echadas y ellos saben que las miradas y la presión se instalará sobre los anfitriones. Pero el plus de la localía, el talento que tienen y la intención de coronar un nuevo fin de semana ideal, con tricampeonato incluido, pueden ayudar a plasmar el sueño.
Leandro Buttarazzi / leandro.buttarazzi@uno.com.ar / Ovación