Ovación
Jueves 05 de Octubre de 2017

Pumpido: "Hay que pensar que son los últimos 90 minutos de la vida de cada uno"

El arquero campeón del mundo en México 1986 se refirió al modo en que la Selección Argentina debe afrontar el partido frente a Perú, clave por llegar al Mundial de Rusia 2018. "Tengo mucha confianza, siento que van a sacar algo de adentro", manifestó

Nery Alberto Pumpido es una referencia ineludible en la Selección Argentina. El exarquero y extécnico de Unión se refirió al partido que esta noche la Albiceleste animará ante Perú en La Bombonera, que será clave para llegar al Mundial de Rusia 2018.

En el inicio de la charla con Closs Continental, comenzó haciendo referencia a la invitación que recibieron para la reunión que los dirigentes de AFA mantuvieron con el presidente Gianni Infantino (FIFA). "A lo mejor no nos supimos manejar, muchas veces lo hablamos y lo decimos que pasó mucho tiempo. Lo hablaba con Giusti y le conté que de la reunión con Infantino. Son cosas que nos pasan después de 30 años, por lo que estamos muy agradecidos a la invitación de Claudio Tapia, que nos tiene muy en cuenta para todas estas cosas. Haber estado en ese lugar con el presidente de FIFA, el presidente de Conmebol y el presidente de AFA no nos había pasado nunca", comenzó diciendo.

pumpido.jpg


Luego, hizo referencia a lo que planteará Jorge Sampaoli frente a los peruanos y analizó: "Perú hará un 4-3-2-1. Los dos después de la línea de tres centrales estarán un poco más abiertos por lo que obliga a meter una línea de cuatro. Creo que planta una línea de cuatro defensores porque la línea de tres no anduvo en los partidos anteriores y también pensando en Perú. La línea de tres que se hace hoy en días es más línea de tres en zona que con stoppers que se hacía en nuestra época que nos costó tres años aprenderla. Los tres de ahora salen cada uno en el sector donde le toca, retrocediendo los del medio con lo cual se conforma una línea de cinco. No es tanta la línea de tres a la de cuatro que se utiliza hoy en día".

Se le preguntó luego si Argentina tiene un equipo con carácter y dijo: "En este partido tengo mucha fe y mucha confianza. Tiene que salir la rebeldía de cada uno, y saber que es una final. No podemos pensar en Ecuador, hay que pensar que son los últimos 90 minutos de la vida de cada uno. Hablaría más del carácter y de la personalidad, del grito, del aliento y de meter. De saber que es la última oportunidad que tenemos, y hay que jugarse la vida, y que la camiseta debe pesar un kilo y medio de transpiración. Con esa mentalidad hay que entrar y luego imprimirle el fútbol que tiene cada uno".


Cuando se lo consultó sobre el liderazgo de Lionel Messi en la Selección, manifestó: "Es líder futbolístico, no líder de carácter como Passarella y Ruggeri que teníamos nosotros. Messi te puede contagiar con su figura y con el fútbol, es lo que hacía Diego (Maradona) que no era de hablar mucho dentro de la cancha, se mandaba alguna puteadita... Nosotros sabíamos que lo mirábamos a Diego y que lo seguíamos a través de lo futbolístico, para el grito estábamos Broun, Ruggeri, el Checho (Batista) o yo. Líder en este equipo es Mascherano, el grito, el levantar a un compañero, eso es muy importante para un equipo".

Nery


Y continuó sobre Mascherano: "Cuando terminé el partido hablé con él y lo vi cómo corrió en el calentamiento, y no paraba. Tal es así que le hice una broma porque corrió más que un partido, y lo tomó con gracia. Me pareció bien, porque es una actitud positiva para el grupo porque muchas veces con lo que es y lo mandan afuera, pero le ves la actitud y lo mataron físicamente".


Más adelante, agregó: "Tengo mucha confianza, siento que van a sacar algo de adentro, ya que es la característica del jugador argentino. Estos muchachos a lo mejor fueron tan jóvenes afuera que no tuvieron el sentido de pertenencia, pero son argentinos y en algún lugar lo tienen. Porque aparte de jugar al fútbol y correr, hay que tener ese sentimiento que te lleva que cuando vas a trabajar o cabecear ganés, cuando pateés al arco pensés que la pelota ingrese en el ángulo".

Para cerrar, dijo: "Uno siempre está dispuesto a colaborar, jugué en Unión, en River, en Europa, en todos lados. Pero cuando veo la Selección me genera un sentimiento totalmente distinto a lo que vivo, uno sigue siendo jugador de Selección. Estuve 10 años, en tres mundiales y lo vivo como nada, con unos nervios absolutos. Es algo distinto, ojala algún día lo podamos hablar con los jugadores, aunque en Uruguay charlamos bastante aunque no tenemos la confianza para hacerlo en este sentido".