Ovación
Jueves 05 de Enero de 2017

Pusieron manos a la obra

Luego de una reunión que mantuvo el plantel con el presidente Luis Spahn, quien aseguró saldar hoy parte de la deuda, los jugadores iniciaron sus trabajos en Casasol.

Las negociaciones de la dirigencia de Unión tuvieron éxito y ayer por la mañana el plantel levantó la huelga para iniciar, dos días después, la pretemporada en Casasol.
Ovación dio cuenta del desarrollo de los acontecimientos, donde los referentes del grupo siempre tuvieron su postura, mientras que los directivos, a pesar de no estar de acuerdo con la medida adoptada, hicieron lo imposible con aportes personales para reunir dinero y saldar parte de la deuda que mantienen. Esto llevó a que se junten todos en Casasol y Juan Pablo Pumpido, junto a sus colaboradores, pusieran en marcha la preparación.

El trabajo realizado
Luego de algunas palabras por parte del entrenador en nombre de todo el cuerpo técnico, los 37 jugadores (ver aparte) que dieron el presente llevaron a cabo tareas en el gimnasio, a cargos de los preparadores físicos, Adrián Villarreal y Hugo Díaz.
Posteriormente se realizaron trabajos con pelota en espacios reducidos bajo la atenta mirada de Juan Pablo Pumpido, Martín Mazzoni y Ariel Donnet.
En lo que fue su primer día en la nueva función, el entrenador de arqueros, Rodrigo Llinas, ordenó distintos ejercicios con Marcos Peano, Alan Sosa y Lautaro Ostoich. Nereo Fernández y Matías Castro, por su lado, realizaron un trabajo diferenciado.

Semana definida
La continuidad de la pretemporada en Santa Fe seguirá, a partir de las 9, en Casasol. Allí, el cuerpo técnico rojiblanco definirá el horario de trabajo por la tarde.
Asimismo, el sábado entrenará, a las 9, en Casasol, a puertas abiertas; el lunes a la misma hora en el predio de la ruta 19, para viajar por la noche rumbo a Mar del Plata.
El equipo de Juan Pablo Pumpido se hospedará en el hotel 13 de Julio, entre el martes 10 y viernes 20 de enero inclusive, con dos amistosos confirmados (ver aparte) y otro que se concretaría a la brevedad.

Sin novedades
Al menos en las últimas horas, independientemente de los rumores sobre posibles equipos que pretenden sus servicios, el delantero Lucas Gamba estuvo con el resto de sus compañeros en el inicio de los entrenamientos.
La difícil situación económica por la que atraviesa Unión, a la espera de cobrar un buen dinero de AFA, pero además teniendo que erogar una importante suma para completar la pretemporada en Mar del Plata, hacen que se evalúe firmemente, en caso de existir un pedido formal, sobre la posibilidad de transferir al cuyano para reunir un dinero importante que le permita a Spahn y sus pares cumplir con los compromisos pautados.

¿Será posible el regreso?
Una de las noticias que se conoció ayer es que Leonardo Madelón no tendrá en cuenta a tres jugadores del actual plantel de Belgrano, uno de ellos es César Pereyra.
El Picante está en la parte culminante de su carrera (el 23 de noviembre cumplió 35 años) y siempre tuvo en su cabeza poder terminar la carrera en Unión.
Es verdad que Pumpido quiere como segunda incorporación un delantero, pero de allí a que las cualidades sean las que tiene Pereyra, puede diferir o no.
La cuestión es que el artillero de Villa Ocampo inició el año sin club. Primero tendrá que sentarse a negociar su salida con el Pirata, con el que no marca goles desde 2014. De hecho se fue a Sporting Cristal y en setiembre de 2015 marcó su última conquista. En 2016 jugó poco y ese aspecto también fue clave para que el actual cuerpo técnico tome la determinación de no ternelo en cuenta. En Unión, Pereyra tuvo dos etapas: del 2002 a 2005 (22 goles en 68 partidos) y la segunda fue entre 2007 y 2009 (25 conquistas en 87 partidos).