Ovación
Sábado 07 de Mayo de 2016

“Quitarles responsabilidad”

Ricardo Johansen se mostró dolido por una nueva caída y destacó que lo más importante ahora es sacarle presión a los chicos de las inferiores en este momento tan delicado

El campeonato termina de la misma manera que las luces se apagan al amanecer para este Colón, que no ve la hora de ponerle fin a una nueva mediocre campaña. Es verdad que todavía quedan dos encuentros por delante, pero la realidad indica que no desempañará un espejo que no muestra su mejor imagen.
Quizás perder los dos Clásicos haya sido el detonante de todo, pero la realidad indica que los desencuentros entre los dirigentes y el bajón de nivel en los futbolistas tiene mucho que ver. El equipo perdió decididamente la brújula y el sábado ante Vélez, desnudó cada una de sus falencias físicas y anímicas. El de recibir un gol y no poder reponerse. Una constante durante todo el certamen, ya que rara vez dio vuelta un encuentro.
Contra Almagro por Copa Argentina plasmó en cancha la pobreza de un conjunto que perdió el rumbo y que en el duelo ante el Fortín lo único que hizo fue continuar por ese camino. Es así como a la salida de los vestuarios, todos los medios esperaban la palabra de los jugadores más experimentados del plantel para intentar explicar este magro presente, pero otra vez eso no fue posible, porque rápidamente se fueron en silencio hacia el micro que los trasladó a Santa Fe. El único que puso la cara fue el entrenador, Ricardo Johansen, quien expuso sus sensaciones.
“Son situaciones que hay que sobrellevar. Por momentos el equipo respondió, pero es verdad que no pudimos controlar algunas situaciones que Vélez no creó, más que nada en el juego aéreo. Después en el segundo tiempo, en un pelotazo largo nos agarraron desconcentrados y nos marcaron. Así fue como todo se nos hizo cuesta arriba”, comenzó diciendo.
Seguidamente, no ocultó la falta de reacción ante la adversidad: “Fue una característica en todo el torneo. Es un síndrome de este equipo, el de no poder dar vuelta un resultado. En este partido nos la jugamos por hacer diferencias por la izquierda con (Nicolás) Silva, algo que dio réditos al comienzo, pero el gol de ellos nos golpeó fuerte. De por sí nos cuesta generar y esas cosas hacen que fallemos siempre”.
Uno de los datos para el análisis fue el ingreso de Cristian Saín por Luis Castillo, cuando el partido ameritaba otro tipo de variante, más pensando en el arco rival que en el propio. En ese sentido, el conductor sabalero, explicó: “En el segundo tiempo a Castillo lo vi mal y encima en cada mano a mano se iba desgastando, entonces me pareció que lo más conveniente era que entre Saín. Estaba la posibilidad para que ingrese (Gustavo) Sandoval, pero preferí optar por lo otro, porque no creo que lo mejor ahora sea darle tanta responsabilidad a los chicos”.
“Hoy tratamos de hacer todo lo posible para sacar resultados. Todos están dando lo mejor de sí, poniéndole el pecho, pero desgraciadamente la actualidad no nos está acompañando. Estamos pagando cada error. Estamos hablando que, ante tantas ausencias, tenemos que buscar a los mejores jugadores para ocupar cada posición. Hoy no tenemos un reemplazante para Alan Ruiz, por ejemplo, entonces tratamos de dejar la mejor imagen para la institución”, continuó.
 Se sabe que el Sabalero ya está salvado del descenso, aunque sería importante sumar más puntos para obtener un colchón de cara al próximo certamen. “Hay que tener confianza y pelear los partidos. Nos cuesta generar de mitad de cancha en adelante. Pero tampoco podemos cargar de mucha responsabilidad a los chicos. Son partidos complejos los de ahora, ante grandes equipos y jugadores de mucha experiencia. Hay que tener paciencia e ir para adelante sumando puntos y ver qué pasa al final del torneo”, expuso Johansen, que desde que asumió solo pudo ganar un partido.
La situación es apremiante, algo que está lejos de ser una novedad, pero el orientador del elenco santafesino dejó en claro que “todos se sienten afectados por lo que pasamos en este último mes. Lo que sucedió en lo institucional, lo de Alan Ruiz y la derrota en los Clásicos. Pero eso es algo que siempre pasa en el fútbol. Los jugadores están tratando de dar lo mejor; pero insisto en decir que tampoco hay que buscar responsables por este momento, todos tienen que tirar para el mismo lado, sino dude que funcione”.
En el final, dejó a priori su frase más importante y contundente, al deslizar la posibilidad de candidatearse –sin decirlo abiertamente– para seguir al frente del equipo. “Sería un lindo deseo armar un plantel desde una pretemporada, pero tampoco es para aventurarme. En la semana me voy a reunir con los dirigentes para presentar un proyecto que abarca Primera, Reserva e inferiores. Lógicamente que después quedará en manos de Comisión Directiva si se aprueba o no. Hoy soy un empleado del club y por eso estoy colaborando como puedo y me hago cargo de este momento”.