Ovación
Jueves 09 de Julio de 2015

Regatas recibió su desfibrilador

El acto contó con la presencia de importantes personalidades y dirigentes del ámbito local. Federico Van Lacke dejó un mensaje a la distancia desde Madrid

El sueño se cumplió. Por iniciativa de Federico Martín Van Lacke, hijo dilecto de Regatas Santa Fe, la entidad lagunera cuenta con su propio desfibrilador para prevenir ataques cardíacos.
La iniciativa, que contó con el apoyo de la Peña Amigos de Fede Van Lacke que está en España, donde se desempeña el jugador, más un grupo importante de comunicadores sociales, surgió luego del fallecimiento del joven Santiago Gilliard por muerte súbita el pasado mes de marzo. 

Si bien el chico estaba por debutar con la camiseta de Rivadavia Juniors, toda su corta carrera la realizó en Regatas, donde se inició en la actividad. Entonces desde Madrid el propio Van Lacke comenzó a reunir fondos que permitieron comprar el desfibrilador.
La ceremonia fue conducida por su mamá Alicia y estuvieron presentes muchos colegas, dirigentes, exjugadores y chicos del club, que también recibieron camisetas autografiadas por el 4 de Estudiantes de Madrid. El escolta donó también pelotas de básquet y vóley al club de sus amores.

Palabras a la distancia
En todo momento, el propio Federico Van Lacke se puso a la cabeza de este emprendimiento y logró captar el interés de todo el ambiente del básquet local, además de gente conocida que tiene por su extensa trayectoria cimentada en España. De vacaciones luego de lo que fue su participación en la Liga ACB con Estudiantes de Madrid, no pudo venir en este invierno al país pero de todos modos dejó un mensaje para todos aquellos que se acercaron a la presentación: “Quiero agradecer enormemente el compromiso de todos y cada uno de los que hicieron el esfuerzo de comprar una camiseta para juntar los fondos suficientes que permitieron comprar el desfibrilador. Es muy importante para Regatas y para que toda la comunidad tome conciencia y pueda estar bien equipada para prevenir este tipo de situaciones si se llegara a presentar, contando con un desfibrilador”.
También su madre Alicia, quien llevó adelante la ceremonia de entrega a la entidad Lagunera le confesó a Ovación: “Al igual que Fede, estoy muy contenta porque en cuatro meses trabajamos mucho y la gente siempre nos acompañó, así como empresas importantes para lograr esto. Es una contribución por todo lo que le dio el club a mi hijo, pero también espero que sirva para tomar conciencia en todo el deporte”.