Ovación
Domingo 31 de Enero de 2016

River fue el más campeón del verano

Venció el sábado pasado en Mar del Plata y anoche en Mendoza. Otra vez por 1 a 0 y se quedó con la última palabra ante el eterno del rival

River fue el dueño del verano en los superclásicos contra Boca. Venció el sábado pasado en Mar del Plata y anoche en Mendoza. Otra vez por 1 a 0 y se quedó con la última palabra ante el eterno del rival. Por eso Barovero levantó la Copa Nofal y así certificó todo lo bueno que mostró el equipo durante el receso. A Boca le espera mejorar el rendimiento para encarar también una temporada con mucha competencia entre el torneo y la Libertadores.

Esta vez, Boca entró a jugar el partido contra River dedicado manejar la pelota y no a pegar, como lo hizo en el partido que se disputó en Mar del Plata. También se notó que fue un acierto de Arruabarrena la inclusión de Chávez en el ataque. El delantero asistió de cabeza a Tevez, quien en una inmejorable posición desvió el remate. El colombiano Fabra, quien anoche debutó con la camiseta xeneize, también se animaba a progresar por su sector y en más de una oportunidad mostró buenos desbordes.

Gracias a Chávez, Boca generaba peligro y desbordaba a Ponzio y Balanta (hasta lo hizo amonestar antes de los 25'). River lucía sometido a Boca. Fernández estaba desconectado y Pisculichi tampoco aparecía con la conducción. Encima, para empeorar más el cuadro de situación, Mercado y Ponzio se equivocaban hasta para entregarle la pelota a Barovero, quien sacaba en forma defectuosa.

Como River no progresaba con triangulaciones ni tenía movidad para generar situaciones, el trabajo de Cubas y Melli se veía facilitado. Es que la la imprecisión millonaria también les resolvía los problemas.

Recién pasada la media hora River empezó a salir del ahogo y eso le permitió asumir una postura más equilibrada. Nico Domingo ya no les veía el número de la camiseta a Lodeiro, Tevez y Chávez. Esto coincidió también con un gran pase largo de Nacho Fernández, quien agarró a la defensa de Boca mal parada en el retroceso, y la agarró de volea Mora. El disparo pasó cerca y fue la señal de que River buscaba hacer el partido más cerca de su conveniencia.

Igual, nunca llegó a ser más que Boca. Porque el equipo del Vasco siempre era más preciso, aunque la jugada más clara del primer tiempo fue de River. Gran maniobra de Alario por la izquierda, centro y anticipo de cabeza de Nacho Fernández que impactó en el palo izquierdo de Orion.

Parecía mejor Boca el segundo tiempo. De hecho, el que movió el tablero en el entretiempo fue River. Gallardo puso a Mayada para que cubriera las subidas de Peruzzi y Driussi para darle más movilidad al ataque que Alario. El pibe tuvo una chance que exigió a Orion. Ya River se había acomodado más en la cancha porque aparecieron más Nacho Fernández y el ingreso de Driussi también ayudó.

Una prueba de esto fue cuando llegó la jugada en la que Palacios, recién ingresado, le cometió penal a Piti Martínez. Mora lo fusiló directamente a Orion. River le ganó de nuevo a Boca en el verano. Por el mismo resultado y quedándose con todo.