Ovación
Domingo 06 de Marzo de 2016

River y Boca se miden en un superclásico picante y con ansias de despegar

El xeneize intentará cambiar su imagen y volver a tomar confianza para subir posiciones y viajar con confianza a La Paz para medirse con Bolívar, por la Libertadores. El Millonario llega más aliviado.

River y Boca protagonizarán esta tarde, a partir de las 17 en el estadio Monumental, una nueva edición del superclásico, con la misión de ambos de ganar para despegar en el campeonato.
Después de una convulsionada semana por el alejamiento de Rodolfo Arruabarrena y la llegada de Guillermo Barros Schelotto como entrenador, Boca intentará cambiar su imagen y volver a tomar confianza para subir posiciones y viajar con confianza a La Paz para medirse con Bolívar, por la Copa Libertadores de América.
River llega un poco más aliviado tras el ajustado triunfo por 1-0 frente a Independiente, pero sigue en deuda con su juego, lo que tratará mañana de corregir para alimentar el sueño de meterse en la pelea en la zona 1.
Además, el Millonario, al igual que Boca, tendrá acción esta semana por la Copa Libertadores y recibirá a San Pablo, en un duelo clave para sus aspiraciones de retener el título continental.
Los dos equipos tienen siete puntos en el campeonato local y necesitan triunfar para no perderles terreno a los líderes, y además porque deben terminar en los primeros dos puestos para clasificarse directamente a la Libertadores 2017.
Boca, además del flojo nivel en los dos partidos ante Racing y del cambio de técnico, tuvo que afrontar días difíciles que pusieron a Carlos Tevez en el ojo de la polémica, por las fotos que se filtraron de él junto a barras del club.
A esto se le suma las bajas actuaciones del Apache y la alerta de su representante, que reconoció que no estaba cómodo y que de no sentirse a gusto podría emigrar en junio y, aunque no lo reconoció, ya llegaron ofertas.
Por el lado de River, Marcelo Gallardo tuvo más días de descanso para planificar el superclásico y quiere sacarse la espina de poder ganarle a Boca por el torneo local, ya que no lo pudo lograr desde que asumió como director técnico de los millonarios.