Ovación
Jueves 28 de Julio de 2016

Se apagó la antorcha olímpica

En medio de una manifestación, se escuchó un claro grito: "¡La antorcha ha sido apagada!". Enfrentamientos violentos y amenazas de huelga, el triste panorama de Río.

Enfrentamientos violentos entre policías y manifestantes al paso de la antorcha olímpica proyectan una sombra sobre los Juegos de Rio, mientras la amenaza de una huelga de metro despierta temores de caos en el transporte.

A ocho días de la ceremonia inaugural, los organizadores se esfuerzan por dar los toques finales a los preparativos. Pero los problemas se acumulan mientras miles de atletas comienzan a llegar a la ciudad, incluido el velocista jamaiquino Usain Bolt.

El último es la amenaza de una huelga de los empleados del metro a partir del 4 de agosto, víspera de los Juegos, si no consiguen un aumento salarial de 9,83%.

El metro es vital para el transporte del más de medio millón de turistas aguardados. Hubo más malas noticias en la noche del miércoles, cuando una multitud enojada bloqueó el paso de la antorcha olímpica a través de Angra dos Reis, una ciudad costera unas tres horas al sur de Rio de Janeiro.

Los manifestantes, que protestaban por la falta de transporte público y el atraso del pago de salarios de funcionarios del estado de Rio, atacaron la procesión olímpica y fueron dispersados por policías que usaron gas pimienta y balas de goma.

En un video de los choques colgado en las redes sociales, se escucha una voz que grita triunfante: "¡La antorcha ha sido apagada!", mientras la persona que cargaba la antorcha es llevada a un autobús. El comité organizador Rio-2016 dijo en un comunicado que el paso de la antorcha "tuvo que ser interrumpido temporariamente".

Sin embargo, "por consideración a los habitantes de la ciudad que querían asistir" a su recorrido, fue reiniciado en la etapa próxima "luego de una evaluación por parte del equipo de seguridad".

La antorcha está llegando a su punto final luego de un recorrido por 300 ciudades que terminará con el encendido de la pira olímpica en el estadio Maracaná el 5 de agosto. Mientras los organizadores presentan el recorrido épico como una oportunidad para encender el entusiasmo del público, repetidos incidentes de seguridad la han convertido en símbolo de las fallas de organización y el descontento social que ensombrece los primeros Juegos en Sudamérica.

Algunos episodios problemáticos con la antorcha se han tornado virales en las redes sociales, incluidos varios intentos para extinguirla, corredores que se caen, un policía en moto que choca contra la procesión y un hombre que intentó robar la antorcha, así como protestas políticas a su paso.

En junio, un jaguar -el animal elegido como mascota olímpica de Brasil- murió al recibir un disparo luego de escaparse de sus cuidadores en una ceremonia con la antorcha. . Llegan atletas, crecen controversias.