Ovación
Viernes 26 de Febrero de 2016

Sin jugar ya está en las semis

El triunfo de San Martín de Porres ante Juan Ferreira metió a Villa Dora entre los cuatro mejores del Sudamericano Femenino

Pasó el debut y ahora vendrá sin dudas lo más complicado para Villa Dora, no solo pensando en el compromiso de esta tarde ante San Martín de Porres de Perú, sino también en lo que podría ser una hipotética final contra el gran candidato que es Rexona Ades, quien en el segundo partido del torneo aplastó al conjunto anfitrión Gimnasia de La Plata por 3-0 con parciales de 25-8, 25-8 y 25-9, en un cotejo que no tuvo ningún tipo de equivalencias.
En el caso de las Doras también se trató de un triunfo amplio y contundente pero con parciales más razonables. Fue 3-0 ante Juan Ferreira de Uruguay y los sets fueron 25-17, 25-19 y 25-18. La máxima anotadora que tuvo el elenco santafesino fue Marcia Scacchi, quien anotó 17 puntos. Pero también la acompañaron muy bien las otras jugadoras que llegaron como refuerzo para esta temporada.
Entre ellas Micaela Fabiani, quien anotó 11 puntos, en tanto que Candelaria Herrera y la chilena Cris Vorpahl marcaron 12 puntos. Mientras que Florencia Giorgi sumó nueve unidades. Lo que habla a las claras de que todas pudieron ensamblarse para lograr un buen rendimiento.
Si se da la lógica, Villa Dora triunfando ante el conjunto peruano quedará primera en el grupo A y en consecuencia evitará chocar con el equipo brasileño en semifinales, dado que Rexona quedará como líder de la zona B. No caben dudas que para las Doras es una experiencia notable enfrentarse a un rival de esa categoría que está varios escalones por encima del resto. Pero desde un primer momento, el equipo tuvo en claro que el gran objetivo es la Liga Nacional y que justamente este torneo sirve para seguir ajustando el funcionamiento.
Se armó un equipo nuevo en función de las jugadoras que se fueron y de las que vinieron. Pero con el correr de los partidos el nivel fue en aumento y eso es producto de la jerarquía que tiene este plantel de Villa Dora. Y ya lo demostró en la competencia nacional ganando los primeros tres encuentros, todos ellos por 3-1, para estar liderando una de las zonas de la Liga.
Una de las virtudes que mostraron las Doras en el partido inaugural fueron las variantes que desplegaron en ataque. Y eso les permitió ser inteligentes para no depender exclusivamente de una jugadora, sino que todas tuvieron la posibilidad de definir la jugada y los números así lo demuestran. El tanteador se repartió de manera bastante equilibrada a excepción de la rosarina Scacchi, quien fue la más destacada y goleadora del juego.
Del equipo que terminó jugando la anterior temporada, apenas dos jugadoras iniciaron el partido ante el conjunto uruguayo. Ellas fueron la armadora Karina Suligoy y la líbero Ariana Macíes. Incluso María Elena Romero, que en los últimos años se convirtió en una jugadora muy importante, ingresó luego dado que arrancó en el banco. 
En lo que respecta al juego de esta tarde es obvio que será más complicado que la presentación ante Juan Ferreira, dado que San Martín cuenta entre sus filas a las mejores jugadoras de Perú, la gran mayoría pertenecen al seleccionado incaico.
De todos modos el elenco que conduce Lorena Góngora está en condiciones de ganar y seguir manteniendo el invicto en competencias oficiales en este arranque de año que ya tiene cuatro triunfos al hilo. En caso de imponerse, las Doras estarán jugando mañana, a las 21, por un lugar en la final ante el segundo del grupo B, que sería Gimnasia u Olympic de Bolivia. 
Lo más razonable sería un choque de equipos argentinos en la semifinales. Justamente hace dos semanas las Doras se midieron ante el Lobo en el estadio de Villa Dora. El resultado favoreció al equipo santafesino por 3-1 demostrando una clara superioridad. Pero antes está el partido de hoy y el rival merece el debido respeto. Paso a paso, Villa Dora pretende seguir acumulando experiencia, medirse ante las mejores de Sudamérica y por qué no soñar en grande.