Ovación
Domingo 26 de Julio de 2015

“Somos un equipo muy incómodo para todos”

El entrenador Rojiblanco, Leonardo Madelón, reconoció en conferencia de prensa que felicitó a los jugadores por el partido ante el Taladro. “Me gustó la entrega que tuvo el equipo ante un rival de mucha intensidad”, dijo.

Unión sigue sumando y poco a poco va refrendando ese concepto como el mejor de los ascendidos. Lo consiguió apostando a una idea muy concreta, de manejar el balón y ser punzante en los últimos metros. Así fue como acumuló 27 puntos y se anima a pensar con clasificarse a alguna copa internacional. De todas maneras, todavía hay mucho camino por recorrer y su futuro puede ser quizás más halagüeño.
En esta caso le tocó recibir a un Banfield vertiginoso y que obliga a estar concentrados durante los 90’. Pero el dueño de casa estuvo a la altura de las circunstancias y, de haber estado más fino en los últimos 20 metros, el resultado pudiera haber sido otro. Así y todo, el entrenador Rojiblanco, Leonardo Madelón, reconoció en conferencia de prensa las virtudes que tuvo el equipo, más que nada en el aspecto físico, donde se refleja una importante resistencia.
“Apenas terminó el partido hablé con el Pelado (Almeyda) y coincidimos en que arriesgamos los dos. Cada uno con su sistema. Fue un 0-0 intenso. La lectura que hago es que, cuando tuvimos las chances, la de Riaño y Villar, pudimos haber abierto el partido y ahí se nos facilitaba todo. Creo que ese fue nuestro momento en el primer tiempo, pero los últimos minutos de Banfield fueron muy intensos y nosotros también pudimos perderlo. Así fue como la gente nos alentó, porque entendió cómo se presentó esta historia, porque fue un partido chivo. Ya tenemos 27 puntos y me parece que es una buena cosecha. Ahora será momento de prepararnos para jugar en la Bombonera”, fueron los conceptos del técnico sobre lo que dejó el duelo ante el Taladro en Santa Fe.
Asimismo, habló sobre los 57’ netos de fútbol, una cantidad destacable si se tiene en cuenta la vorágine actual, donde muchas veces el balón se la pasa más afuera que adentro de la cancha. “Después del partido felicité a los jugadores. Los reuní y se los dije. Uno siempre quiere los tres puntos, pero me gustó la entrega que tuvieron ante un rival que le mete mucha intensidad. Incluso llegamos a imponer nuestro ritmo, aunque en varios pasajes la cosa fue al revés. Este reconocimiento es como una caricia para resaltar que físicamente estamos bien. Este es un grupo sano, muy homogéneo y compuesto por muy buena gente. Merecemos que nos vaya bien y la gente lo entiende. Hablé con hinchas y están todos contentos y orgullos del equipo”, manifestó.
Dentro de una charla distendida con los medios santafesinos, el conductor Tatengue tiró otras frases de consideración: “La virtud del rival aflora cuando uno no puede mantener la intensidad. No es fácil hacerlo, de presionar durante 18’ o 25’. Entonces cuando viene la pausa, el rival se agranda y empieza a talar en su juego. Pero nosotros tratamos siempre de incomodar a todos los rivales. Somos un equipo muy incómodo para todos. Generalmente escucho al resto de los entrenadores y protagonistas y no quieren venir a jugar acá, porque saben que es muy incómodo el planteo de los muchachos, que meten, corren y presionan. No hay fisuras en el esquema, porque todos saben cómo jugar. La actitud y el corazón es lo mejor que tenemos”.
 “La idea fue arriesgar. Juan (Rivas) entró bien y tuvo la pelota. Nos topamos con un Banfield que tiene jugadores de jerarquía y que nos obligó a tomar recaudos también. Igualmente no fue que solo cambiamos nosotros, ellos también, con piezas de refresco y con vocación ofensiva. Almeyda es muy inteligente y planteó un buen partido, por algo terminaron un poco mejor que nosotros”, se sinceró.
En el final, expuso: “Yo soy audaz para vivir y para estar el fútbol tenés que serlo. Soy de los que piensan que, cuando se puede, hay que arriesgar, te pueda salir mal, pero si sale bien ganás. Solo nos faltó un poco de precisión para definir”.