Ovación
Sábado 29 de Agosto de 2015

STC2000: ganó Ardusso, un profeta en su tierra

El santafesino Facundo Ardusso (Las Parejas) se quedó con la carrera nocturna en el Callejero, en el marco de la 7ª fecha del STC2000. Lo escoltaron Néstor Girolami y Leonel Pernía

La alegría de Facundo Ardusso no era para menos. Había logrado imponerse en el Callejero santafesino. Una maniobra espectacular fue lo que le permitió quedarse con la competencia nocturna en la 7ª fecha del Súper TC2000. La victoria se quedó en la provincia; el Flaco fue astuto al pasar a los dos 408 que estaban en la punta. La otra cuestión para destacar es que no hubo necesidad de Auto de Seguridad. “Bien carajo, bien. La verdad, es que estoy muy contento, porque se me dio en este circuito que es muy complicado”, dijo. En 39 minutos el oriundo de Las Parejas demostró y refrendó sus condiciones de calificado piloto. Más atrás se ubicaron Facundo Ardusso y Leonel Pernía. Luego, terminaron Fineschi, Werner, Canapino, Spataro y Fontana.
 
De principio a fin
Tras una gran cantidad de fuegos artificiales, la competencia se largó en fila india desde la avenida Alem, a la altura de la curva de Coinauto, algo que no gustó y que fue bastante desprolija. Dominó Peugeot con Canapino de principio a fin. Pisándole los talones estaban Girolami y el Línea de Ardusso. Tras la primera vuelta, el León de Canapino marcaba el rumbo. En el cuarto giro, en la curva de Lisandro de la Torre, Girolami lo pasó a Canapino, en una maniobra impresionante. En la misma curva, Julián quedó mal parado, y no se produjeron accidentes de casualidad.
Inmediatamente, en el mismo lugar, pero en la vuelta siguiente, Guerrieri se fue de costado y tuvo un golpe en la parte delantera derecha y tras el ingreso a boxes volvió a la pista, pero no por mucho tiempo más. Girolami y Canapino no se perdían pisada. Hasta que en el séptimo giro, aprovechando la situación, Canapino recuperó la punta. Otro que terminó en boxes por algunos desperfectos fue Franco Riva, con el Cruze, por problemas en la dirección hidráulica. 
La punta era muy clara, el santafesino Ardusso no perdía pisada a los punteros, algo que desde más atrás reiteraba Christian Ledesma con el Fluence. Lamentablemente se golpeó feo en la vuelta 11 con el paredón, tuvo problemas en el motor y debió abandonar. Ello provocó que deba ingresar el auto de Ledesma, por haber quedado mucho aceite en la pista. Tras Canapino, Girolami y Ardusso, quedaron Fineschi (408) y Pernía (Fluence), pero a bastante distancia. 
En el giro 13, Milla sufrió un despiste en el ingreso al Puerto, en la pelea por avanzar. Y al tiempo, se producía el abandono de Javier Merlo con el Línea. A lo largo de la competencia, hubo innumerables apercibimientos por tocar los conos para Vivian, Facundo Della Motta y Yannantuoni, quien debió abandonar por un problema en la caja. 
En el giro 19, llegó la gran maniobra de la noche en la capital santafesina, ya que Canapino siguió derecho en el cambio de mano. Ardusso logró pasar en la vuelta de Lisandro de la Torre y se quedó con la primera colocación. El de Las Parejas se adueñó de la punta del Callejero. A la vez, se produjo el abandono de Matías Rossi, por problemas mecánicos. Todo venía bien, pero en la vuelta 20, Canapino se pasó de rosca, hizo un trompo y golpeó con las ruedas en la curva de ingreso al Puerto. La punta de la carrera tenía como protagonista al Fiat Línea, seguido por Girolami, Pernía y Fineschi. El que le pegó al paredón fue Ardusso en la vuelta siguiente. 
Esta nueva edición en las calles santafesinas ya superaba todas las expectativas previstas. A dos vueltas del final, el hombre de nuestra provincia metió una maniobra espectacular y logró quedarse con un triunfo que lo pone en lo más alto del automovilismo argentino. Fue la 2ª carrera ganada en un callejero por Ardusso. La anterior fue en Buenos Aires.
Alejandro Martínez / amartinez@uno.com.ar