Ovación
Sábado 11 de Abril de 2015

Tanque vacío

Colón sumó su cuarta derrota en el torneo, al perder en la noche del viernes como visitante frente a Temperley por 2-1. Fabián Sambueza y Juan Dinenno marcaron para el Gasolero; descontó Cristian Llama, en su regreso, de penal


Colón perdió anoche frente a Temperley por 2-1, en el inicio de la 9ª fecha del Torneo de Primera División. Fabián Sambueza (PT 3’) y Juan Dinenno (PT 29’) anotaron para el Gasolero, en tanto Cristian Llama (ST 29’) descontó de penal.
Desde el pitazo inicial de Baliño, con un campo pesado por la cantidad de agua caída, Colón tuvo al minuto una chance clara de abrir el marcador pero el tiro de Pablo Ledesma tuvo una rápida respuesta de Federico Crivelli. En la primera llegada que tuvo el equipo de Rezza llegó al gol: a los 3’ Ledesma se animó por izquierda, la defensa sabalera empezó a cometer errores de atención, Conti quedó enganchado cuando la pelota se abrió hacia la derecha y Sambueza entró con un remate al primer palo para someter a Broun y establecer el 1-0.


El segundo tanto se gestó, como no podía ser de otra manera, por la derecha rojinegra. Esparza mandó el centro y Dinenno llegó solo por el corazón del área para concretar el 2-0. Temperley, que apenas había ganado en la jornada inicial ante Banfield, lograba una amplia ventaja, justificada por cierto ante un adversario que estuvo lento, irresoluto y sin ideas. De esa manera se diluyó la primera mitad con un DT visitante que se fue muy preocupado y con la decisión de hacer variantes.


Nada cambió
El Alemán apostó por Exequiel Gómez y Cristian Llama, este último de regreso tras una larga inactividad. En la primera que tuvo, Llama remató pero su tiró se fue lejos del palo izquierdo de Crivelli. Al menos la actitud era otra, pero por adelantar sus líneas quedó desprotegido atrás y se expuso al tercer tanto.
A los 17’ el que se animó fue Bíttolo que ganó metros en el campo pero su remate no trajo consecuencias para Crivelli. El medio era un territorio de paso, donde los volantes externos de Temperley volvieron a ser más rápidos que los de Colón y convirtieron en figura a Broun. El golero tapó un mano a mano impresionante ante Sambueza. El partido se inclinaba notoriamente para Temperley pero el rojinegro se ilusionó cuando Romero metió la mano (debió irse expulsado) y Baliño cobró penal. Fue Cristian Llama y con un zurdazo esquinado al palo izquierdo de Crivelli anotó el descuento. Era la situación más firme, en el marcador, de luchar por algo hasta el final, siempre reconociendo el dominio entre uno y otro.


El impacto lo sintió el dueño de casa y el juvenil Gómez no alcanzó a conectar en el área. Todavía quedaba tiempo para llegar al empate pero los caminos en determinadas ocasiones eran equivocados. Y Colón totalmente jugado en ataque permitía la réplica local que, de tener un mínimo de eficacia, hubiera aumentado la diferencia.

Se acercaba el final y siempre de la mano de Llama el equipo rojinegro fue como pudo para igualarlo. Un tiro libre del volante se desvió en la barrera y se fue al córner. Conti no pudo conectar de cabeza. Fue lo último que tuvo el encuentro en el Beranger. Temperley festejó una victoria esperada y necesaria después de aquel arranque en el Florencio Sola.
Para Colón fue retroceder, dar un paso bien para atrás. Lo intentó maquillar con la vuelta de Llama y un apretado 2-1 en la placa final, pero haciendo un análisis frío no se refleja en el resultado la superioridad entre el dueño de casa y los santafesinos.
Los de Javier López deberán replantearse muchas cosas porque en esta parte del certamen los encuentros son ante rivales que pelean como primera medida por permanecer en Primera. El equipo tiene entrega, pero le falta absolutamente alguien que pueda guiarlo, una conexión cuando puede tomar el balón para intentar llevar peligro al área rival. Algo que en cuentagotas pudo lograr.
Mariano Cassanello / Enviado especial a Buenos Aires