Ovación
Domingo 22 de Mayo de 2016

Tarea cumplida

  Unión cerró esta noche el primer semestre con un empate 1-1 frente a Estudiantes en el estadio 15 de Abril. Juan Ignacio Cavallaro (ST 8’) abrió la cuenta para el Pincha, pero el paraguayo Rolando García Guerreño (ST 39’) lo emparejó de cabeza. El Tate sumó 22 unidades

Unión coronó esta noche ante su gente un primer semestre inolvidable por haberse quedado con los dos Clásicos, al empatar 1-1 contra Estudiantes de La Plata, en el 15 de Abril.
 
El exjugador de la institución, Juan Ignacio Cavallaro, anotó para la visita en el inicio del complemento y sobre el final, el paraguayo Rolando García Guerreño decretó la igualdad con un soberbio cabezazo tras un impecable pase de Ignacio Malcorra.
 
Ahora, llega el tiempo de las vacaciones para todos, donde se trabajará en la conformación del nuevo plantel y donde varios de los que se presentaron ayer posiblemente tomen otros rumbos deportivos.
 
En los primeros minutos del partido fue el equipo visitante el que manejó con mayor criterio la pelota. De los dos protagonistas fue el que se paró inmediatamente en campo Tatengue, con movimientos sutiles y constantes de Damonte con Gastón Fernández y Cavallaro; así prevalecieron por sobre los volantes del elenco dirigido por Leo Madelón. 
 
Con esta idea planteada por las dos formaciones, el dueño de casa quiso recuperar la pelota rápidamente para que Pipa Villar y Mauricio Martínez busquen salir rápido en ataque e intentar la descarga para Claudio Riaño, el único delantero de oficio ya que Lucas Gamba se quedó fuera del encuentro sobre la hora por dolencias musculares y el que arrancó fue Santiago Nagüel.
 
Así el cotejo se presentó por momentos intenso y luchado en el mediocampo, sector en donde por lo menos en 20’ del encuentro los arqueros Nereo Fernández y Mariano Andújar no fueron exigidos. 
Tan lejos estuvieron los futbolistas de los arcos que casi no complicaron a los respectivos goleros pues las opciones relativamente claras estuvieron por el lado del Pincha: a los 8’ con un cabezazo de Schunke y a los 28’ tras la salida de un tiro de esquina, el rebote de un centro cerrado de Malcorra. Después nada más... Así el encuentro se hizo por momentos muy impreciso.
 
Aunque el Tatengue evidenció la falta de peligro en los metros finales, cuando la bocha pasó por los botines de Martínez y Villar se observó un elenco criterioso pero poco profundo.
 
El reloj corrió, el trámite intrascendente del encuentro siguió porque ninguno de los dos equipos se sacaron ventajas y se fueron 45’ insoportables para la vista de los hinchas  que asistieron al estadio 15 de Abril y con un aspecto estadístico que marcó lo que dejó la etapa inicial: ni Unión ni Estudiantes de La Plata tuvieron remates al arco, lo que indicó lo pobre y trabado, por momentos impreciso también, que fue esa parte del juego. Cero a cero y a los vestuarios.
 
De cabeza al gol
El segundo tiempo comenzó un poco más intenso porque al minuto de haberse reanudado el trámite, Mariano Andújar tuvo el primer revolcón tras un remate cruzado de Santiago Nagüel, siendo el primer tiro de la noche para los santafesinos, que en el inicio tenía destino de gol. 
 
Pero no solo fue el dueño de casa el que complicó, porque a los 8’ Estudiantes fue más contundente, ya que también en la primera opción neta para convertir la aprovechó al máximo tras un centro pasado de Solari; Juani Cavallaro entró desmarcado por el segundo palo y apenas tuvo que empujarla en la línea de sentencia para decretar el 1-0 para los dirigidos por Nelson Vivas.
 
Con el resultado negativo, Madelón movió el banco y a los 17’ puso en campo a Martín Rolle por Diego Villar, para intentar seguramente darle más opción de juego y pausa buscando verticalidad en los metros finales. También fue una variante que sorprendió porque el Pipa fue uno de los mejores jugadores que mostró un primer tiempo en donde se jugó mal por parte de ambas alineaciones. 
 
Incluso siguió moviendo el equipo con más variantes porque ingresó Mauro Pittón por el amonestado Acevedo. Y a pesar de haber puesto también a Nicolás Andereggen en lugar de Santiago Nagüel, intentando ponerle así un socio a Riaño, las ideas claras de juego no aparecieron en la medida que esperaba Madelón como para llegar a la igualdad en un encuentro en donde el juego brilló por su ausencia. Tampoco el Pincha hizo los méritos suficientes como para justificar el triunfo luego del gol de Cavallaro.
Lo poco que siguió generando Unión fue con algunas apariciones de Rolle o el ímpetu de Emanuel Britez, convirtiéndose hasta en puntero derecho. Así fue como apareció el lateral derecho, a los 39’ fue también un hombre del fondo el que clavó un golazo de cabeza, porque García Guerreño estableció el tanto del empate llegando en posición de nueve. Fue una jugada que él mismo inició yendo al frente y abriendo para Malcorra, que le metió un centro perfecto para que venciera a Mariano Andújar y así poner el empate justificado en un gol por bando.
 
Ya no hubo tiempo para nada en el estadio 15 de Abril, no se pudieron sacar ventajas en los minutos finales sellando el empate en Santa Fe. Se terminó un campeonato positivo para el Tate por lo que hizo en la segunda parte del certamen, porque logró meterse en una nueva ronda de Copa Argentina pero porque, sobre todas las cosas, se quedó con los dos Clásicos ante Colón, estirando a su favor la ventaja en el historial del derby santafesino.
 
Ahora es donde llegan las vacaciones para este plantel y cuerpo técnico que ya tuvo reuniones en las últimas horas con el presidente Luis Spahn para sellar la continuidad. 
 
Seguramente varios jugadores tendrán otro destino de acuerdo a las buenas actuaciones que le permitirán dar un paso adelante en sus carreras. En cuanto al cuerpo técnico y la dirigencia, la idea no será otra que intentar prorrogar el proyecto con objetivos más ambiciosos, aunque hay que decir que en este tramo fue tarea cumplida.
Claudio Cáplan / claudio.caplan@uno.com.ar / Ovación