Ovación
Martes 07 de Febrero de 2017

"Tengo una alegría enorme"

El actual concejal y ganador en 1991 de la Santa Fe-Coronda, Fernando Fleitas, volvió a tirarse al río. Con 49 años y una acotada preparación logró completar los 57 kilómetros

El santafesino Fernando Fleitas fue otro de los protagonistas de la 43ª edición de la Maratón Santa Fe-Coronda realizada el pasado fin de semana. Con 49 años, y ganador de la edición realizada en 1991, el actual concejal volvió a desafiar al río y logró completar los 57 kilómetros que separan la capital santafesina con la costanera corondina.

"La verdad es que estoy muy contento, ya que cuando me tiré y nadé diez metros me di cuenta de que el río estaba complicado. Tuve la suerte de haber podido nadar las dos peores ediciones. Era un batidora, un lavarropas y por momentos se complicó", le dijo Fleitas a Ovación.

Posteriormente, comentó: "Tuve la suerte de contar con el acompañamiento de embarcaciones grandes que me iban alimentando, la cual se movía, se me venían encima y muchas se perdieron. Los nadadores estuvieron mucho tiempo solos porque sus acompañantes tuvieron problemas con el viento. Incluso hubo un momento en que se pensó en suspender la prueba. Por eso hay que tomar dimensión del sacrificio que hacen todos los nadadores".

Sobre su aventura en la más linda del mundo, el edil del Partido Justicialista, explicó: "En mi caso tengo una alegría enorme, este año apenas tengo solamente cinco semanas de entrenamiento, con casi 49 años, 17 sin tirarme al río, pero el aliento de la gente a lo largo de la costa fue impresionante. Estoy muy agradecido por el apoyo de todos; en el río incluso tuve el de mis hijas, que creo que fue el combustible que me hizo llegar".

Comentó que "a las 4 horas yo no tenía nada, estaba muy cansado, los hombros destruidos, y logré nadar 5 horas y cuarto más. No me podían alcanzar los competidores que iban en la punta. En la última hora y media, peleando entre comillas con el grupo de Damián Blaum, ya que mi hermano se comunicaba con el guía de ellos, y la cargada era te alcanzo o no".

"Mis hermanos Diego y Florencio lloraban porque no podían creer que pude ir siempre nadando entre 58 y 60 brazadas, y después de 8 horas le puse 72. Ni yo lo podía creer, ya que no sé de dónde saqué fuerzas", siguió relatando Fleitas, muy emocionado porque pudo conseguir el objetivo que se había propuesto.

El ganador en 1991 se había preparado muy bien el año anterior, pero no se corrió por la emergencia hídrica, pero el profesor Pedro Bisconti lo entrenó y dio sus frutos. "Pensaba en Coronda, en la gente, no voy a llegar, y cuando vi la toma de agua, ya no me pudo alcanzar, él se dio cuenta porque también levantó, y tenía que celebrar su triunfo que era lo más importante. Lo mío es anecdótico, es un homenaje, lo trascendente es que hubo 28 monstruos que desafiaron al río, y la mayoría pudieron hacerlo".

Razones fundadas
En la continuidad de su charla con Diario UNO, Fleitas comentó: "Mi festejo tuvo que ver con que en esas condiciones logré llegar a la costanera corondina, a mi edad, y te digo más, creo que fue más satisfactorio que cuando la gané en 1991. El hecho de tener a mi familia y a mis hijas junto a mí, fue lo máximo".

Y explicó: "Largué 48 minutos antes que los competidores, hice el 9º tiempo en la clasificación general, le puse 9 horas 15 minutos, o sea que estoy muy contento, porque iba a largar una hora antes. Pero la Prefectura no me quería dejar salir porque no había pedido permiso. El río estaba complicado y, por ejemplo, en el vado me pude sentar, estaba superbajo".

Finalmente, sostuvo: "Cuando faltaba una hora y media estábamos a siete minutos, no esperaba poder llegar bien. La clave fue la cabeza, yo hace 25 años con esta madurez hubiese sido otra cosa".