Ovación
Martes 19 de Julio de 2016

Toda la Plata para el Tate

Unión se quedó con la Copa de Plata del Torneo Dos Orillas al superar este martes en el Ángel Malvicino a Colón por 71-61 y cerrar 2-1 la serie final

Unión festejó por partida doble anoche en el Ángel Malvicino. El quinteto tatengue le ganó el Clásico a Colón por 71-61, cerró la serie final por 2-1, y se quedó con la Copa de Plata del Torneo Dos Orillas.

De menor a mayor

En el inicio del pleito, ambos se estudiaron más de la cuenta y no pudieron romper el hielo hasta que Soria fue a la línea y aportó un libre a los 2'. Los duelos entre Carboni-Miyen Godoy y Soria-Dellagustina empezaron a marcar el rumbo del cuarto inicial. Recién a los 4' el Tate anotó el primer doble para imponerse 3-0. Un corte con falta de Miyen Godoy más una bomba de Salomón le dieron al rojinegro la primera ventaja (8-3). Luego de una penetración de D'amelio llegó el tiempo muerto del anfitrión. A la salida, Carboni rompió la sequía con un triple de frente. Las posesiones eran largas y en ese terreno, era Colón el que mejor se sentía (11-6). En el traslado, la visita no tenía pérdidas y con paciencia estiró la diferencia (16-8 a los 8'). Pero los rojiblancos con un par de corridas pudieron descontar para finalizar abajo 18-13.

El segundo cuarto tuvo un triple inicial de Juan Perezlindo que equiparó el lumínico. Ya Colón no se sentía cómodo por la defensa del Tate, que le permitía correr y encontrar huecos en cortes al aro. Después de un par de situaciones que desperdició el quinteto de Solari, un contrataque bien definido por Bandeo le dio la renta a los de Ferrari 24-23, que desembocó en un tiempo muerto visitante. En el retorno, el juvenil Salaberry hirió con sus penetraciones (26-23). Entre un Unión que careció de efectividad a distancia, y un Colón al que le costaba mucho atacar se fue esfumando la etapa inicial con victoria para el Tate por 31-24.

Sin discusión

Con un doble de Juan Perezlindo más triple de Saun el Tate puso la máxima en el inicio del tercero (36-24), que D'amelio frente con una conversión a distancia. Entre Sauan (13) y Salaberry (11) se repartieron las opciones ofensivas. A los 4' se produjo un duro cruce entre Carboni y Dellagustina que fue sancionada con faltas técnicas para ambos. Solari frenó el juego porque sus pupilos no encontraban respuestas ante un rival que marcaba diferencias desde lo físico. Al promediar el segmento los errores superaron a las virtudes y Colón se recostó en una zona. Sauan ganó siempre y el dueño de casa se fue al último parcial en ganancia por 53 a 38.

Colón echó el resto en esos 10 minutos pero la diferencia era muy grande para poder recortar. A Unión le costó tomar tiros limpios pero esa renta fue determinante para el resultado final. Era D'amelio la única carta ofensiva de los sabaleros. Muy poco para buscar dar vuelta la historia. Unión se llevó el triunfo y un premio a su trabajo con los jóvenes valores en el primer semestre del año.