Ovación
Domingo 26 de Abril de 2015

“Traducir los recursos en obras”

El presidente de la institución, Miguel Franicevich, admitió su pasión por el deporte y la naturaleza y apuesta en continuar creciendo de la mano de la comunidad. “Diría que estoy en la comodidad del patio de mi casa”, reconoció.

Comenzó como un espacio socio-cultural y hoy es uno de los emblemas del deporte aventura de Santa Fe. Es verdad que el tiempo pasa y obliga a cambios permanentes, pero en este caso, Náutico Azopardo se amalgamó a criterios de base para erigirse como una institución modelo en toda la región.
Para ello es fundamental mantener una idea firme de trabajo, pensando siempre en hacer cosas de bien y para que el socio se sienta cómodo y satisfecho. Eso no se logra de la noche a la mañana, demanda de tiempo y esfuerzo y, gracias a esto, esta entidad se mantiene vigente.
Precisamente, el encargado de comandar los hilos es el presidente, Miguel Franicevich que, entre mate y mate, contó cómo está el club hoy. “Azopardo es un lugar que tiene una ubicación privilegiada en la ciudad, porque acceder a sus instalaciones no tiene ninguna complicación. Hay líneas de colectivos que pasan a pocas cuadras, espacio para estacionamiento y la llegada al río cómodamente. Hace un par de años que el club viene en franco crecimiento, porque su principal actividad, el canotaje, viene se expandiendo mucho a través de su faceta recreativa y de travesía. Esto hace que los socios sean cada vez más y eso es muy satisfactorio. Asimismo, contamos con una escuela de escalada, una cancha de fútbol cinco, un comedor concesionado, karate y un gimnasio”, reconoció.
Respecto a los proyectos y obras, apuntó: “Nosotros nos involucramos en la subcomisión en 2012. A partir de ahí empezamos a cambiarle la cara un poco a todo, poniendo en orden el sector y capitalizando el crecimiento mediante obras. Ya en 2014 quisimos dar un paso adelante y presentamos una lista en la renovación de autoridades, así que como comisión directiva llevamos pocos meses al frente. Desde el primer día llevamos una memoria de todo lo que se hizo. Actualmente estamos concluyendo la primera etapa de la remodelación del salón sur. Básicamente lo que se hace es tirar algunas paredes que obstaculizan la visión de la ribera, entonces lo que se hizo fue trasladar toda la cocina, con asador y todo para generar un nuevo espacio y que también se pueda disfrutar del paisaje”.
La realidad económica del país golpea a todos, pero Miguel enfatizó que es fundamental siempre hacer las cosas con planificación y responsabilidad. “Vivimos las mismas realidades que el resto. Incluso los clubes barriales tienen idénticas necesidades. Todas las obras que se logran hacer, en su mayoría, provienen de recursos generados por el mismo club o a través de subsidios. Entonces esto llevó un tiempo, más que nada por las costumbres que había y que debimos cambiar para solventar este presente. Así fue cómo los socios comenzaron a ver que los recursos se traducían en obras”.
Luego, contó qué significa este lugar en su vida: “Cada uno lo vive de una manera distinta. En mi caso, ver todas las cosas que se hacen es muy motivador. Este es un lugar de reunión los fines de semanas, con una actividad social muy importante. Diría que estoy en la comodidad del patio de mi casa”.
Uno de los importantes eventos que impuso Azopardo es la tradicional Travesía Cayastá-Santa Fe, que ya cumplirá 20 años de vigencia. Sobre esta gran fiesta, Miguel contó: “Asumimos este compromiso en 2012 y tenemos el agrado de saber que estamos en la previa de su 20ª edición, que tendrá lugar en la víspera de la fundación de Santa Fe (15 de noviembre). Para esta ocasión está prevista su realización desde el viernes 20 al domingo 22 de noviembre y constará de dos etapas para totalizar los 120 kilómetros de distancia. Largará en Cayastá, surcando el río San Javier, atravesará el río Santa Rosa y luego se entrará a la Laguna Setúbal por los canales de Rincón para culminar acá en Azopardo. Así que estamos muy entusiasmados y tenemos muchas expectativas, ya que se reúnen un sinnúmero de apasionados que disfrutan de una travesía pintoresca y linda”.

Comisión directiva
Presidente: Miguel Franicevich.
Vicepresidente: Horacio Scholtus.
Secretario: Fabio Cremón.
Secretaria de actas: Laura Berrettoni. 
Tesorero: Rubén Mielniczuk.
Protesorero: Juan Callegari.
Vocales titulares: Jorge Torres, Josefina Mac Mullen, Sergio Gamboa y Sonia Ferrero.
Vocales suplentes: Antonio Salum, Gabriel Fontanellaz, Esteban del Barco y Yari Franicevich.
Comisión fiscalizadora: Martín Torres y Gabriel Leegstra. 
Comodoro: Eduardo Simoncini.
Vicecomodoro: Ezequiel Chávez.
Síndicos: Juan Moretti y Ricardo Solari.