Ovación
Jueves 17 de Marzo de 2016

“Tuve la suerte que nunca perdí un Clásico”

Nelson Agoglia, autor de un gol agónico que le dio la victoria a Colón en un Clásico que se jugó en 1997, charló con Ovación recordando aquellos momentos y además analizó el presente

Hay goles que son imposibles de borrar en la memoria de los hinchas y el que convirtió Nelson Omar Agoglia en el Clásico ante Unión por el Apertura 97 es uno de esos. Ese domingo 5 de octubre de 1997 el partido estaba casi finalizando 1-1 y se jugaba tiempo de descuento. Los simpatizantes rojinegros estaban un poco golpeados ya que Pablo Bezombe había igualado el cotejo a falta de siete minutos para el final.
Pero apareció el Piscui Agoglia y con un remate desde afuera del área, que se elevó por encima de los defensores, venció la resistencia del arquero rojiblanco Diego Luque, poniendo la pelota junto al caño derecho para desatar la euforia del pueblo rojinegro. 
En la previa al nuevo Clásico, Agoglia charló con Ovación respecto a aquel partido y las satisfacciones que aún le brinda ese gol tan especial que marcó. Pero también opinó sobre la actualidad y realizó un análisis de lo que puede suceder el próximo sábado en el Brigadier López. 
“La verdad que ese gol y ese partido fueron impresionantes. En este último tiempo que estuve yendo a Santa Fe por el tema de las elecciones, el cariño que me brindó la gente después de 18 años es espectacular. La gente de Colón te sorprende día a día, desde el cariño que te muestra hasta el apoyo que le da al equipo cada vez que juega de local. El otro día contra River lo de los hinchas fue impresionante. Y vivir un Clásico significa un mes de ansiedad, nerviosismo, pero una vez que salís a la cancha lo disfrutás y la verdad que es hermoso. Es una de las cosas más lindas que me pasó en la vida”, arrancó recordando.
Cuando se lo consultó por aquel recordado gol manifestó: “Marcó mi historia con la gente de Colón, son esos días en los que Dios te toca con la varita y te dice: «Hoy vas a quedar en la historia» y yo tuve la suerte de quedar en la historia de los Clásicos con ese gol en tiempo de descuento que fueron, junto con otro que le marqué a Sporting Cristal por la Copa Libertadores, los más importantes de mi carrera”.
Los equipos que integró Agoglia se caracterizaban por saber jugar aquellos Clásicos. Aun cuando Colón no venía bien siempre sacaban un plus a la hora de jugar esos partidos y sobre este punto opinó: “Tuve la suerte de integrar grandes planteles y nunca perdí un Clásico. Cada vez que lo jugábamos nos mirábamos la cara y salíamos a la cancha sabiendo que ganábamos o que de última no lo íbamos a perder y que seríamos los protagonistas de ese partido. Logramos una mística dentro del grupo que nos permitía hacer la diferencia en el momento de jugar los partidos”.
Para luego agregar: “Nosotros éramos un grupo de 25 o 26 compañeros que todos tirábamos para el mismo lado. Y sabíamos que al que le tocara jugar también podía hacer una diferencia. Nadie iba a ir en contra de los objetivos del grupo, eso estaba muy claro. Siempre teníamos como desafío ser protagonistas y nos tocaron Clásicos en los que veníamos mal y Unión llegaba muy bien, pero después lo terminaba ganando Colón por la personalidad que tenían esos equipos. Fueron más los momentos lindos que los feos con la camiseta de Colón. Y en los Clásicos tuve el privilegio de no perder nunca y eso sin dudas que te marca”.
A la hora de opinar sobre las diferencias que pueden existir en cuanto a la pasión con la que se vivían aquellos partidos a diferencia de lo que sucede ahora, explicó: “Sucede que antes se jugaba un Clásico cada seis meses y hoy jugás dos en una semana, es una cosa increíble. Encima los últimos dos Clásicos no fueron buenos en lo futbolístico, ni tampoco tuvieron emoción. Si bien la gente de Colón es impresionante y lo vive como el partido más importante del año, que en definitiva lo es. Los jugadores tienen que entender que es el partido más importante de todos, pero hoy jugás uno atrás de otro y entonces pierde en emotividad. Pero los hinchas, el sábado van a explotar el estadio como lo hicieron ante River o aún más”.
Respecto a jugar los Clásicos sin público visitante, como así también todos los partidos en el fútbol argentino sentenció: “Tienen que volver los hinchas visitantes, no puede ser que no vayan a la cancha. Se pierde el folklore del fútbol, los cantos, las cargadas. Vos ibas a la cancha de Unión y sabías que la tribuna visitante explotaba. Tenía capacidad para 4.000 hinchas y había más de 7.000. Y te sentías en tu casa, por lo cual de una vez por todas debemos tomar consciencia porque el fútbol es con hinchas locales y visitantes”.
En el tramo final de la charla se refirió al partido del sábado y a la manera en que llegan los equipos: “Pienso que eso influye en el estado de anímico de cada equipo, pero depende de la personalidad de cada plantel. En el Clásico anterior parecía que Unión se lo comía crudo a Colón y no fue así. Colón tiene un jugador como es Alan Ruiz que te gana los partidos. Si bien es un buen equipo que se complementa con Poblete, Ledesma y Sperduti, la diferencia la hace Ruiz. Realmente pienso que es el jugador del torneo y él maneja los partidos que se terminan jugando al ritmo que Alan impone. Si él está inspirado me parece que Colón lo puede ganar al partido. En el Clásico anterior cuando la pelota quemaba, Ruiz la pedía y el partido se jugó al ritmo de él. Estamos ante un gran proyecto de jugador a nivel mundial y si sabe tener los pies sobre la tierra me parece que es un jugador de Selección. Dios quiera que siga en este nivel por el bien de Colón”.
A la hora de realizar un pronóstico respecto a lo que pueda suceder durante los 90’ manifestó: “Pienso que Colón llega muy bien, tiene que tener cuidado con las pelotas paradas, no hacer foules cerca del área porque Unión tiene un gran ejecutor como lo es Malcorra. Pero en el resto Colón es superior en todo a Unión, tiene jugadores que en un segundo te ganan el partido. Ojalá que eso suceda. Como hincha de Colón quiero que gane el partido y que si lo gana por una amplia diferencia mucho mejor; que la gente pueda disfrutar y volver a ganar un Clásico”.