Ovación
Viernes 11 de Agosto de 2017

Un árbitro que supo imponer presencia

En el pasado partido entre CRAI y Duendes de Rosario el árbitro, Damián Schneider frenó al capitán Gitano y le dio una lección: "Es la última vez que me hablás así". Miralo

El rugby es considerado por muchos como un juego brusco, pero está lejos de serlo. Transmite un aire de respecto y lealtad que quizás no se ve en otros deportes. Se intenta ser justo, sabiendo que en todo momento hay que convivir con el error humano.


Precisamente en Santa Fe, la disciplina de ovalada es muy importante, ya que cuenta con equipos de buen nivel y, además, sus clubes cumplen un fin social al formar y albergar a chicos de todas las edades y condición. Es así como, sin darse cuenta, brindan un servicio a la comunidad.

Siguiendo por el hilo conductor del respeto y los valores, se presentó una situación que recorrió gran parte del país. El pasado fin de semana, haciendo la salvedad que se está en las puertas de otro sábado de súper acción en el Regional del Litoral, se vieron las caras CRAI y Duendes de Rosario.

Embed
(Gentileza 5RTv)

En dicho partido, que finalmente quedó con manos de los de la Cuna de la Bandera, hubo un entredicho entre el capitán Gitano, Salvador Damiani, el árbitro, el rosarino, Damián Schneider. Al parecer ya se habían producido algunos reclamos y, tras ser reiterados, el colegiado paró las acciones y habló con el centro, con palabras firmes y con altura: "Es la última vez que me hablás así, porque a vos yo te trato con respeto. Hago lo mejor para vos y por eso te digo, confía en nosotros".

De esta manera frenó un altercado antes que pasara a mayores. Un determinación para resaltar, amén en este caso de los motivos que esgrimía Damiani, que no pudo evitar su desenfado.