Ovación
Miércoles 11 de Mayo de 2016

Un árbitro se cansó de ser discriminado

Jesús Tomillero se cansó de ser discriminado en los estadios de fútbol y abandonó la profesión. El joven denunció falta de apoyo de las autoridades.

El único árbitro del fútbol español que declaró abiertamente su homosexualidad anunció que abandonaba el arbitraje a causa de los insultos homofóbicos que sufrió durante un partido de juveniles cerca de Cádiz.
De oficio camarero en la localidad de La Línea de la Concepción, este joven árbitro de 21 años presentó luego la denuncia ante la policía. Tomillero aseguró a la AFP que las autoridades deportivas no solamente no lo apoyaron, sino que además intentaron disuadirlo de que presentara denuncia.
“Es lamentable que me hayan dicho que no hable e incluso amenacen con sancionarme. Antes que me sancionen pues me voy yo”, declaró. Jesús Tomillero ya había denunciado insultos en marzo pasado.
Fuente: AFP