Ovación
Viernes 06 de Mayo de 2016

Un equipo golpeado que deberá levantar cabeza

El Sabalero visitará a Vélez con la premisa de obtener un buen resultado luego de lo que fue la dura derrota ante Almagro. El entrenador dispondría de cinco modificaciones

Hace una semana, Colón había mostrado signos de reacción con el triunfo conseguido ante Olimpo, lejos de ser una actuación brillante la del equipo sabalero, al menos fue convincente respecto a la manera de encarar el partido siendo superior a su rival y ganando con absoluta justicia. Además, aquel triunfo tuvo como plus el debut de Tomás Sandoval con apenas 17 años, quien a seis minutos de haber ingresado marcó un gol que comenzó a definir el encuentro.
 
Se trató de un desahogo para todos, ya que el plantel venía de una semana complicada y además acumulaba cinco cotejos sin ganar. Lo que parecía un camino hacia una lenta recuperación, se frenó el miércoles en la cancha de Arsenal cuando el Sabalero cayó sin atenuantes frente a Almagro por Copa Argentina. 
 
Durante los 90’ el equipo que conduce Ricardo Johansen no tuvo reacción, jugó muy mal sobre todo en la etapa complementaria y generó un sinfín de interrogantes de cara a los próximos tres partidos. El cuerpo técnico quedó muy preocupado producto del rendimiento que evidenciaron sus dirigidos y es por eso que para el partido de esta tarde ante Vélez decidió realizar cinco variantes, aunque algunas de ellas por obligación.
 
 Pero sin dudas que la lesión que sufrió Víctor Figueroa (desgarro)  en el juego ante Almagro y que se confirmó este viernes, trastocó los planes del cuerpo técnico, dado que el ex-Newell’s había sido importante ante Olimpo marcando un tanto pero además siendo el conductor del equipo.
 
 Y frente al Tricolor  fue de los pocos que mostró reacción sobre todo en el primer tiempo. Y a esa baja se suma la de Adrián Bastía quien llegó a las cinco tarjetas amarillas y en consecuencia no estará ante el Fortín. Por ello, su reemplazante será Franco Leys quien jugó su último partido con la camiseta rojinegra el 17 de octubre del año pasado cuando el Sabalero venció a Arsenal por 3-1. Ese día ingresó a los 14’ del complemento en lugar de Cristian Guanca.
 
Pero el último encuentro que disputó como titular, fue el 15 de agosto en el empate como visitante ante Aldosivi por 1-1. En el torneo pasado fue varias veces al banco de relevos pero no le tocó ingresar. Y en el actual certamen Darío Franco nunca lo tuvo en cuenta, al punto tal que venía jugando en Reserva. 
 
Por ese motivo, apenas asumió Johansen, estuvo en el banco en los partidos ante Unión, Olimpo y Almagro pero no pudo sumar minutos. De esta manera, después de casi siete meses, Leys volverá a jugar de manera oficial.
 
En la zona media otra de las variantes que se producirán, será el ingreso de Pablo Ledesma (suplantará a Figueroa) quien ya cumplió con las dos fechas de suspensión por aquella expulsión que sufrió ante Sarmiento por exceso verbal. El ex Boca jugó parte del segundo tiempo en el juego frente a Almagro pero no llegó a gravitar dado que entró en el peor momento del equipo. 
 
No obstante, lo más sustancial respecto al equipo que perdió ante el Tricolor es la vuelta a la formación titular de Germán Conti, el mejor defensor de Colón e irreemplazable por donde se lo mire. Cuando el Flaco no estuvo presente, se potenciaron las debilidades defensivas por lo cual su reaparición es clave para el bloque defensivo. En este caso, jugará en lugar de Osvaldo Barsottini.
 
 Colón tendrá enfrente a un equipo que viene realizando una campaña discreta y que tiene en su formación titular a jugadores de experiencia y a juveniles con muy pocos partidos en Primera División.
 
Ese mix hace que le cueste encontrar una regularidad y encima debió soportar algunas lesiones que lo complicaron como la ausencia de su goleador Mariano Pavone, quien se perdió varios partidos por un desgarro y que en principio está entre los concentrados pero resta saber si ocupará un lugar en el banco o si finalmente quedará descartado ya que el entrenador decidió convocar a 19 futbolistas.
 
Con la abrupta salida de Alan Ruiz y la lesión de Figueroa está claro que el equipo perdió juego y claridad de mitad de cancha hacia adelante, justamente los dos futbolistas más desequilibrantes con los que contaba el plantel al inicio del torneo ya no estarán en el final, lo de Ruiz por cuestiones extrafutbolísticas y en el caso del ex-Newell’s por lesión, lo que complica aún más el armado del equipo pensando en el compromiso ante Vélez, pero también en las últimas dos fechas.
 
 Otra de las variantes que implementará Johansen será el ingreso de Clemente Rodríguez, quien volverá a la formación titular luego de una larga inactividad, dado que su último encuentro fue el 19 de marzo frente a Unión.
 
Se pensaba que podría estar antes a disposición del técnico pero se había resentido de la lesión y es por eso que recién hoy volverá a jugar, pese a que el miércoles integró el banco de suplentes. En este caso ingresará por Cristian Saín quien venía siendo titular por la lesión de Raúl Iberbia. Pero en defensa habrá otra modificación que será la vuelta de Luis Castillo en lugar de Pablo Cuevas.
 
Por todos estos aspectos, está claro que Colón llega diezmado y con el ánimo muy golpeado al partido ante el Fortín en el que intentará sin dudas rescatar algo, luego de la frustrante derrota ante Almagro. Está claro que para el Sabalero no perder sería un buen resultado, no tanto por el rival que tendrá enfrente, sino por sus inconvenientes que viene arrastrando desde hace un tiempo y que se profundizaron con la caída del miércoles y con las bajas que sufrió. Deberá reaccionar rápido para no seguir penando.