Ovación
Domingo 13 de Agosto de 2017

Un fisicoculturista terminó en coma tras una sobredosis de esteroides

Rich Piana, reconocida estrella en Instagram, fue encontrado inconsciente en el piso de su mansión en Florida. La policía le detectó 20 botellas de esteroídes

El fisicoculturista estadounidense, Rich Piana, se debate entre la vida y la muerte después de caer en un coma inducido, producto de una sobredosis de esteroides. Años atrás, había confesado su adicción a los anabólicos.

Su novia, Chanel Jansen, lo encontró inconsciente y con un golpe en la cabeza en el piso de su casa en Florida. Tras intentar socorrerlo, llamó a la policía, la que finalmente detalló que en el lugar había al menos 20 botellas del producto en cuestión.

Rich.jpg

El Piana, de 46 años, es una celebridad en las redes sociales, en las que muestra sus progresos corporales a sus fanáticos a través de imágenes. Posee más de un millón de seguidores, que hoy rezan por su salud. Actualmente, permanece internado en un hospital de Florida y, por el momento, su pareja sólo aseguró que "Rich aún esta vivo". Era tal la obsesión por los músculos que, un mes atrás, Piana deseaba tener "los brazos gruesos como su cabeza".

"No voy a publicar ninguna actualización después de esto hasta nuevo aviso. Sólo quiero ser clara, Rich Piana aún está VIVO. Todo lo que yo y su familia pedimos son pensamientos POSITIVOS, oraciones y amor. POR FAVOR les estoy pidiendo a todos que tengan un cierto respeto y se den cuenta de lo extremadamente difícil que esto es para nosotros.", sentenció la blonda en su cuenta de Instagram.

A través de un video de Youtube, el fisicoculturista, que pesa poco más de 140 kilos, reveló hace unos años su adicción a los esteroides, los cuales consume desde los 18 años y por los que gasta miles de dólares para adquirirlos. "No hay razón para tomar esteroides, solo hieres tu cuerpo y a ti mismo. Pero si quieres convertirte en culturista profesional, ¿sabes qué?, vas a tener que tomarlos, no vas a tener elección", aseguró Rich Piana en 2016.


Con 11 años comenzó a pasearse por el gimnasio hasta que a los 15 llegó a competir. La frustración de no poder conseguir los primeros puestos, lo llevó a tomar la decisión de empezar a consumir anabólicos. Además de las nueve comidas diarias, el norteamericano bebe batidos de proteínas y suplementos para mantener su cuerpo.

UNO Santa Fe - Infobae