Ovación
Domingo 20 de Marzo de 2016

Un honor patrio

Con un nombre más que importante por ser el del Día de la Independencia, forjó sus ideales a través del trabajo responsable y con vocación de servicio. Hoy es un ejemplo en la ciudad.

Transcurría la década del 30, donde la provincia de Santa Fe comenzaba a vivir grandes transformaciones sociales y una fuerte expansión hacia el Norte de Bulevar Gálvez, especialmente a ambos lados de las Avenidas Facundo Zuviría y Aristóbulo del Valle, arterias vitales para comunicar la zona centro-sur con las quintas de producción frutihortícola ubicadas al norte.
Fue así como, el 12 de junio de 1930, producto de la iniciativa de un grupo de personas, muchos de ellos de ascendencia inmigrante (en su mayoría italianos y españoles) surgió la Vecinal Fomento 9 de Julio como una necesidad socio cultural de los primeros santafesinos que se aventuraron en ir en busca de algo más. 
Lógicamente que esto demandó un gran esfuerzo para todos, habida cuenta de que llevar adelante una entidad de este tipo, fundamentalmente en un momento de la historia de cambios trascendentales y situaciones traumáticas en la vida institucional de la Argentina, con todo lo que eso significa, no fue tarea fácil.
Esta institución fue pionera, ya que desde sus inicios impulsó numerosos servicios a su comunidad, especialmente actividades culturales, sociales y, con el tiempo, también deportivas (hoy una de las mayores atracciones).
A medida que fue pasando el tiempo se concretaron otras iniciativas, como la Biblioteca Mateo Booz, y se organizaron actividades como vueltas ciclísticas y maratones pedestres, otros eventos que acapararon la atención del público en general. 
También se llevaron a cabo diversas gestiones con el objetivo de lograr mejoras barriales, como el pavimento, las cloacas y el gas, hoy de alto grado significativo.
La catástrofe hídrica del río Salado en 2003 también dejó sus huellas en la institución, ya que –solidarios con los santafesinos que perdieron sus cosas–, se abrieron las puertas para albergar a más de 200 de ellos por más de tres meses. Fue la demostración cabal del compromiso con la sociedad.
En la actualidad, la Vecinal Fomento 9 de Julio continúa en el mismo local de su fundación, en calle Perro Ferré 2928 y cuenta con salón social, sala de computación, de gimnasia y salón para talleres de distintas disciplinas y administración. En el mismo edificio se encuentran funcionando otras entidades intermedias y de servicio: la Biblioteca Popular Mateo Booz, el Centro de Jubilados 9 de Julio y, hace algún tiempo, también estuvieron Acipa Facundo Zuviría, Club de Leones de Santa Fe Zona Norte y Cooperativa de Servicios Facundo Zuviría, entre tantos otros.
Hoy es uno de los epicentros más concurridos del barrio, ya que congrega a cerca de 400 personas en la variada gama de disciplinas que posee.

Datos de interés:
Fundación: 12 de junio de 1930.
Dirección: Pedro Ferré 2928.
Teléfono: (0342) 4531998.
E-mail: fomento9dejulio@gmail.com.
Horario de atención: lunes a sábados de 9.30 a 12.30 y de 17 a 20.
Actividades: Aikido, ajedrez, yoga, karate do, taekwondo, patín artístico, gimnasia rítmica; y con PAMI, gimnasia para adultos-mayores. También hay un coro. 
Salones de usos múltiples: con capacidad para 25, 50 y 250 personas. Además cuenta con uno para actividades al aire libre para 60.
Socios: 400 (estos pueden acceder a la biblioteca Mateo Booz.
Valor cuota: 20 pesos.