Ovación
Jueves 04 de Febrero de 2016

Un póker de inscripciones

La entidad rojinegra anotó cuatro futbolistas para terminar de diagramar el plantel. Son dos volantes y dos delanteros

Este jueves se cerró el libro de pases y la institución sabalera anotó a cuatro futbolistas para continuar reforzando el plantel y darle el gusto al entrenador. Si bien Darío Franco pidió un volante mixto para bajar la persiana, los dirigentes pusieron sobre la mesa el nombre de dos puntas para intentar tener mayor recambio en la zona ofensiva.
 
En las últimas horas fueron ofrecidos el uruguayo Carlos Núñez, quien juega en Racing, y Lucas Cavallini, quien realizó toda su campaña en el fútbol uruguayo  pese a haber nacido en Canadá. Actualmente se desempeña en Fénix, pero antes lo hizo en Nacional y Juventud de Las Piedras. Es por ello que los directivos rojinegros tenían decidido inscribirlos más allá de lo que luego suceda con las posibles gestiones que se lleven a cabo, dado que anotarlos no requiere ningún costo para la entidad rojinegra.
 
Las negociaciones
En el caso de Núñez, el futbolista renovó contrato hace muy poco con la Academia, pero la realidad indica que el entrenador Facundo Sava no lo tiene muy en cuenta, sobre todo por algunas cuestiones extrafutbolísticas y por eso no se opondría a que sea cedido a préstamo. 
 
Los dirigentes de la entidad de Avellaneda están dispuestos a escuchar ofertas, pero la principal traba radica en el presupuesto que maneja Colón y obviamente en lo que el Órgano Fiduciario está dispuesto a autorizar. Por ello más allá de las inscripciones que se hicieron, no será sencillo poder sumar más de un refuerzo.
 
Por lo que pudo averiguar Ovación, los dirigentes hicieron un esfuerzo muy grande desde lo económico para contratar a Víctor Figueroa y en consecuencia se debió trabajar y mucho para que el Órgano y la jueza pudiesen aprobar la firma del contrato. Eso limita mucho que ahora se puedan traer más futbolistas y es por eso que deben afinar el lápiz para llegar a un acuerdo.
Una de las cuestiones que también se debe resolver y que está emparentada con el tema de los refuerzos es la desvinculación del entrerriano Facundo Curuchet. El delantero tiene contrato con la institución pero el técnico no lo tiene en cuenta y es por eso que los dirigentes intentan negociarlo. 
En su momento llegó una oferta  que no satisfizo al futbolista dado que iba a percibir menos dinero que lo que gana en Colón. Justamente los dirigentes consideran que se trata de un salario alto para un jugador que no será tenido en cuenta. Se intentó rescindir el contrato pero el Órgano Fiduciario no lo aceptó dado que Curuchet es patrimonio de la institución.
 
En las últimas horas aún no se había llegado a un acuerdo y la comisión directiva entiende que si se lleva a cabo la salida se ahorra un salario que puede utilizar para un refuerzo que llegue. El tema no es sencillo dado que el oriundo de Gualeguaychú no quiere ceder en lo económico. 
 
Respecto a los mediocampistas, se sabe que Fernando Barrientos tiene todo arreglado para jugar en Colón, dado que ya se comunicó con Franco y con los dirigentes y es fundamental que los directivos de Atlético Paranaense (Brasil) están dispuestos a prestarlo sin cargo por seis meses con la posibilidad en caso de que rinda que extienda el vínculo con el Sabalero.

No obstante, también se anotó a Adrián Bastía, quien en la última temporada jugó con la camiseta de Atlético de Rafaela, pero no renovó contrato con la Crema. El Polaco es hincha confeso de Colón y obviamente que está con muchas ganas de retornar al club para terminar su carrera futbolística dado que tiene 37 años. En lo económico está claro que sería más accesible que la llegada de Barrientos, pero el ex-Lanús es el principal apuntado por el cuerpo técnico y por el cual se están realizando gestiones. 
 
Parece difícil que pueda sumar a los dos volantes, dado lo mencionado anteriormente en materia de presupuesto. Luego de inscribirlo, los dirigentes tendrán una semana para resolver la contratación.