Ovación
Domingo 20 de Marzo de 2016

Una fiesta interminable

Luego de la histórica victoria que cosechó Unión en el Brigadier López, que sirvió para superar a Colón en el historial por un triunfo, los simpatizantes tatengues se congregaron en la sede del club para festejar con todo. Lo hicieron hasta altas horas de la noche, cantando y celebrando por el gran regalo que le hicieron los jugadores.
Se escucharon las canciones típicas de cancha, los clásicos ritmos contra su rival de toda la vida y se extendieron hasta este domingo. No era para menos, el Tatengue logró una goleada que permanecerá en el recuerdo de todos, ya que no se registra un resultado tan abultado en condición de visitante en la historia de estos derbys (estadística que comprende a los dos equipos).
•LEER MÁS: Así fue el festejo de los hinchas tatengues: galería de FOTOS
Luego se sumaron los jugadores, que inmediatamente después de terminado el partido se dirigieron al predio Casasol, donde recogieron sus pertenencias, se subieron a sus autos particulares y marcharon rumbo a la sede del club. Allí aprovecharon para saludar a sus familiares y sacarse miles de fotos con los fanáticos rojiblancos, que desafiaron al mal tiempo que se apoderó de la capital de la provincia para tener un recuerdo o felicitar a sus ídolos.
Los hermanos Pittón (Bruno y Mauro) fueron de los más requeridos, mientras que también muchos prefirieron por fotografiarse con Santiago Zurbriggen. Los tres surgidos de las divisiones inferiores, con los cuales los hinchas más se identifican por su pertenencia con los colores tatengues.
Pero no todo terminó allí, ya que muchos esperaron a Leonardo Madelón, quien quizás más relevancia adquirió en esta clase de enfrentamientos y los hinchas más idolatran, ya que a su inolvidable gol en la revancha de la final por el ascenso de 1989 ahora le sumó una goleada para el recuerdo en el Brigadier López. El Francés, que siempre se caracterizó por un perfil bajo, aceptó la requisitoria de los hinchas, y se sumó con sus tres dedos para reflejar el triunfo.
•LEER MÁS: “Jugamos como hinchas de Unión”
Y este domingo los más fanáticos hinchas tatengues se apoderaron de las calles de la ciudad y se dirigieron en gran número desde Bulevar Pellegrini hacia la Costanera, donde con autos, a pie, en motos y hasta en bicicletas sacaron sus trapos a relucir y con cantos y mucho colorido continuaron con los festejos por el gran triunfo cosechado en el Clásico santafesino.
Unión llegó de punto al partido más esperado por los santafesinos, el que nadie quiere perder y el que todos quieren ganar. Sin embargo, luego de un comienzo parejo, los dirigidos por Madelón golpearon antes del final del primer tiempo y en el complemento terminaron de redondear una categórica victoria que quedará en la memoria de todos por lo abultado de la misma y por que se cosechó en terreno enemigo.