Ovación
Viernes 26 de Febrero de 2016

Unión pegó primero y luego aguantó los embates de ‎Newell‬’s

En un colmado Coloso Marcelo Bielsa, Unión se adelantó con gol de Martínez, pero no lo pudo sostener y Newell’s lo terminó empatando 1-1 con gol de Boyé. El Rojiblanco mostró un nuevo sistema táctico con tres delanteros y dejó muchos aspectos positivos. Mirá los goles y las fotos del partido.  

En el estadio Marcelo Bielsa de Rosario, Unión se trajo un valioso punto al igualar con Newell’s 1-1, en el inicio de la 5ª fecha de la Zona 2 de Primera División. Mauricio Martínez puso en ventaja al Rojiblanco a los 4’, pero a los 36’ apareció Ignacio Scocco para estampar la igualdad.
El elenco de Leonardo Madelón recibirá en la próxima fecha a Racing (domingo a las 21.30); en tanto la Lepra visitará a Lanús (viernes, desde las 21.15).
Después del empate anterior como local ante San Martín de San Juan, el Rojiblanco sabía que la visita a la Cuna de la Bandera tendría la misma o más exigencia. Pero más que nada, el interrogante pasaba por saber cómo funcionaría el equipo con el nuevo sistema de 4-3-3, con Diego Villar y Mauricio Martínez como internos, y con Ignacio Malcorra y Lucas Gamba como extremos. La idea fue buscar mayor profundidad y verticalidad.

Los primeros minutos fueron muy intensos, ya que ambos dejaron en claro que tenían serias intenciones de llevarse los tres puntos. Tanta era la vocación ofensiva que dejaban muchos espacios atrás, con lo cual gestaron un partido de ida y vuelta, con constantes emociones. Pero el Tate fue el que sacudió el avispero a los 4’ con el tanto de Mauricio Martínez, que tomó la pelota desde afuera del área a la salida de un córner.
Prácticamente un baldazo de agua fría para un Newell’s que sintió un golpe inesperado. Así y todo, con el correr de los minutos, Unión continuó con su idea de ir al frente y, por momentos, le dio más de un dolor de cabeza a los defensores locales, que en todo momento se mostraron inseguros. Sin embargo, a partir de los 25’, las cosas fueron cambiando y la Lepra, de la mano de un inspirado Lucas Boyé, fue virando el juego en su favor, desnudando también las falencias de un Unión que no estuvo del todo firme en la ratonera.

La participación de Luis Advíncula por la derecha fue todo un tema para Bruno Pittón, que perdió más que las que ganó, siendo una vía de ataque permanente para el dueño de casa. Las insinuaciones del Rojinegro fueron echadas por tierra a los 36’, después de que Boyé se sacara fácilmente de encima a Emir Faccioli y, en el mano a mano con los defensores de Unión que hicieron el relevo, cedió para que Nacho Scocco la mandara a guardar con un disparo cruzado que dejó sin chances a Nereo Fernández. Era el 1-1 más que justificado.
Los minutos fueron pasando y Newell’s fue haciendo valer su juego colectivo sustentado en sus hombres de punta, que anduvieron con todas las luces prendidas. Aunque la velocidad de Lucas Gamba por momentos le hizo daño al lateral defendido por Emiliano Insúa.
De esta manera, se extinguieron los primeros 45’, donde más allá de que el elenco de Leo Madelón pegó primero, no pudo bancarlo sobre el final y el empate le quedó más que acorde, más que nada porque ambos supieron sacar provecho de los errores ajenos.
Hicieron tablas
El complemento tuvo un arranque similar al primer tiempo, pero con muchas más imprecisiones, aunque con el correr del reloj fue Unión el que se acomodó mejor poniendo la pelota al piso, destacándose el trabajo en la mitad de la cancha de Nelson Acevedo y Mauricio Martínez por la derecha. Nuevamente fue Gamba el que se encargó de arrimar peligro por el andarivel custodiado por Insúa.

Lo de Newell’s, sin ser tan creativo, mostró a Boyé con principal carta ofensiva, más que nada apostando a ganarle las espaldas a Pittón para quedar mano a mano con Faccioli. El idea y vuelta era una constante, pero nuevamente el visitante estuvo cerca de marcar el segundo, después de que Emanuel Britez habilitara a Gamba, que llegó exigido y su disparo se fue por encima del travesaño defendido por D’Angelo.
Pasados los 20’, la prolija tenencia de la pelota que tuvo Unión dejó de ser tal, ya que Newell’s dividió el trámite y por pasajes tuvo la iniciativa, sin terminar de vulnerar a un sistema defensivo rojiblanco, que se solidificó. Todo esto, casi como si fuera una partida de ajedrez, llevó a Leo Madelón a modificar un poco la estructura con nuevos nombres y así ajustar las líneas, con Mauro Pittón y Martín Rolle.
El elenco de Diego Osella era más que fútbol, puro ímpetu, porque apostaba a lo que pudiera hacer Boyé y lo que sacara de la galera Lucas Mugni, que ingresó en los instantes finales. Ya en clara evidencia de solo tener la pelota, ingresó Mauro Formica por Scocco para dejar las cosas así como estaban.
Se jugaba el segundo minuto de descuento cuando Marcos Cáceres sacudió el travesaño con un fuerte cabezazo que pudo ser la victoria de Newell’s, pero el destino estuvo del lado de Unión. Llegó el pitazo final de Pedro Argañaraz que decretó el 1-1 que le quedó pintado, porque ambos hicieron los méritos para quedarse con la victoria. Muchos saldos positivos para un Unión que presentó una idea nueva, con muchas ganas e intenciones de ir al frente y ser ordenado, aunque hubo desacoples lógicos de pensar en el arco de enfrente. En pocas palabras, un punto que cotiza para el Rojiblanco. 
Claudio Cáplan / claudio.caplan@uno.com.ar
Los goles del partido
Martínez, adelantó al Tate

Scocco, empató para La Lepra