Ovación
Martes 14 de Julio de 2015

Unión quedó afuera de la Copa Argentina luego de perder por penales con Gimnasia de La Plata

La alineación Tatengue se quedó afuera de la Copa Argentina tras perder 6-5 desde el punto del penal ante Gimnasia y Esgrima de La Plata. En los 90 minutos no se sacaron ventajas y el cotejo finalizó sin goles; Unión volvió a mostrar una floja imagen fuera de Santa Fe

Anoche, en Formosa y por la Copa Argentina, se vieron las caras Tatengues y Triperos. Ambos equipos se midieron con la mayoría de sus jugadores titulares, dándole de esta manera la importancia que se le debe dar a este torneo que pone al campeón en la Copa Libertadores. Y la formación que conduce Leonardo Carol Madelón  cayó desde los doce pasos, y aunque en algún momento tuvo la posibilidad de quedarse con la victoria no supo concretar con los tiros penales la ventaja que tuvo en el desarrollo de la definición y de esa manera se quedó fuera en los 16º de final, el resultado fue 6-5 para el Lobo. Todos los cañones deberán apuntar ahora a seguir con la buena campaña que están realizando en el certamen local. 

Primer tiempo
En los primeros minutos de la noche fue Unión el equipo que tuvo la iniciativa ocupando a Ignacio Malcorra como la salida ofensiva buscando vulnerar al fondo platense, y también por momentos tuvo algunos momentos de fútbol Juan Rivas, mientras que el Lobo apostó a Álvaro Fernández y a Ignacio Fernández, pero solamente fueron intenciones porque se convirtieron en imprecisiones y por eso el encuentro evidenció un bajo vuelo futbolístico, mostrándose de esta manera un trámite cerrado en todos los sectores del campo y esto también se debió porque ninguna de las dos formaciones regaló espacios.
Tan mal se jugó por momentos la primera parte de los 45’ que  la única aproximación para los unionistas fue al minuto de juego, luego de un desborde de Malcorra que finalizó en tiro de esquina. Pero después por parte de los santafesinos fueron algunos tiros desviados de Martínez. No fue distinto la pobreza ofensiva de Gimnasia que el único tiro fue de media distancia, a los 13’ y del uruguayo Roberto Brum, quedando demostrado de esta manera el poco poderío ofensivo que tuvieron los dos equipos.
Todos fueron intentos que finalizaron afuera o en la mano de alguno de los goleros, como sucedió a los 28’ cuando el Tate salió rápido con Fernández, luego Soldano jugó para Malcorra y el centro del zurdo terminó en los pies de Martínez pero su remate se fue cerca, pero desviado al fin.
Un minuto después respondió Jorge Rojas con una buena individual, pero también su intención finalizó en los  guantes del golero Nereo Fernández; el trámite del cotejo continuó hasta que Pedro Argañaraz pitó el final de la primera mitad de la noche, en donde quedó claramente reflejado el flojo nivel futbolístico que tuvieron las dos alineaciones. De esta manera ninguno de los protagonistas se proclamó como el dominador del encuentro porque incluso de dividieron hasta la tenencia de la pelota. Tan pobre fue la noche futbolística que desde los 35’ y hasta que terminó el primer tiempo en el Tate solo se dio un tiro forzado de Marcelo Cardozo que desvió el arquero de Gimnasia y nada más… Unión volvió a evidenciar la falta de peso ofensivo y Gimnasia no manifestó ni un poco de lo que hizo en los últimos encuentros disputados por el torneo local, sobre todo lo que hizo en su momento ante este mismo rival.

El complemento
En el inicio de la segunda etapa el primero que casi golpea a los 50” fue el elenco de Troglio y de pelota detenida, pero primero Nereo Fernández desvió el remate y luego de palomita García Guerreño despejó ante la presión del rival dentro del área chica. Y a los 9’ nuevamente de pelota detenida apretó Gimnasia mostrando algunos puntos flojos que tuvieron los santafesinos en el inicio del segundo tiempo.
Más allá que el inicio de la etapa final tuvo a la formación tripera como la que tomó la iniciativa del encuentro, se quedó solo en intenciones y nada más porque Unión salió unos metros adelante, empardó el trámite y nuevamente el cotejo se asimiló a lo pobre que fueron los dos en el tiempo inicial. 
Aunque más allá de que en líneas generales el trámite del encuentro fue chato en cuanto a lo que pueden hacer las dos formaciones, después de los 30’ de jugado el complemento Gimnasia fue levemente superior a Unión y casi esa escasa mejoría que tuvo el Tripero por sobre el Tate tiene su premio a los 33’ pero el cabezazo del desmarcado de Barsottini se fue por encima del travesaño del arco defendido por Nereo Fernández.
Uno de los aspectos que favoreció a los platenses es que manejaron con más claridad la pelota, siempre remarcando que tampoco fue un destello de buen juego. Pero a pesar de ese amague de superioridad que tuvieron los hombres dirigidos por Pedro Troglio, los Rojiblancos supieron salir de ese asedio y así solo quedó para que el juez de la noche dé por finalizado un partido en donde como resumen ninguno de los dos equipos hizo lo suficiente como para ser dominador absoluto de la noche formoseña. Por eso todo se terminó en el punto del penal, en donde la formación tripera a la larga se quedó con la victoria que lo pone en otra fase de Copa Argentina. Para el Tate queda barajar y dar de nuevo.