Ovación
Viernes 28 de Julio de 2017

Uno de los sobrevivientes del Chapecoense volverá al fútbol ante el Barcelona

Alan Ruschel, uno de los futbolistas que salió con vida del accidente aéreo, regresará a la actividad en un partido amistoso en el Camp Nou.

A poco más de ocho meses de la tragedia, Chapecoense dio una gran noticia: uno de los tres futbolistas sobrevivientes al accidente aéreo volverá a jugar al fútbol y lo hará en un partido amistoso antes el Barcelona en el Camp Nou.

El lateral izquierdo Alan Ruschel, de 27 años, uno de los seis supervivientes del accidente de avión del 28 de noviembre en Medellín en el que murieron 72 personas, fue confirmado para jugar el Trofeo Joan Gamper, un certamen amistoso que comenzó en 1913 como homenaje al fundador del Barcelona y que se juega anualmente, antes del inicio de la temporada europea.

A través de un escrito su sitio web, que fue difundido en las redes sociales, Chapecoense anunció la vuelta de Ruschel a los campos de juego.

"Tras una decisión conjunto de los directivos del club, del Departamento de Fútbol y el propio atleta -que se encuentra apto para jugar-, el retorno de Alan Ruschel será el 7 de agosto, en el amistoso contra el Barcelona en el Camp Nou. La vuelta de Alan representa un paso importante en su superación y en el proceso de reconstrucción del club. Por la importancia del partido, que será en uno de los templos del fútbol mundial, entendemos que el partido es una ocasión ideal para su regreso", reza el comunicado.

Ruschel publicó imágenes de sus primeros ensayos futbolísticos en su cuenta de Instagram, por lo que su vuelta a la canchas resultaba inminente. La recuperación del lateral izquierdo marcha tan bien que tendrá algunos minutos ante el Barça.

De esta forma, será el primero de los tres futbolista sobrevivientes en regresar a la actividad después del terrible accidente aéreo que afectó a la delegación del club brasileño, que aquel día se dirigía a jugar la final de la Copa Sudamericana contra Atlético Nacional de Medellín. Helio Neto, otro de los sobrevivientes, ya volvió a los entrenamientos pero recién volvería a jugar en 2018. Y Jackson Follman no podrá hacerlo porque fue amputado, pero igualmente se entrena y tiene la esperanza de competir en el deporte paralímpico.