Ovacion
Viernes 19 de Mayo de 2017

"Yo duermo tranquilo"

Paolo Montero se refirió a su salida de la institución sabalera y además se mostró satisfecho con el presente que vive Colón.

Paolo Montero disfruta de un gran presente como entrenador de Rosario Central, dado que el Canalla está entre los mejores equipos del 2017 pero sin dudas que la frutilla del postre fue el triunfo el pasado domingo como visitante ante Newell's por 3-1. Está claro que esa victoria realza lo que venía realizando el técnico uruguayo en la entidad rosarina.

De todos modos, es conocida la historia que relaciona al DT con su ida intempestiva de Colón y su arribo a Central. Los hinchas sabaleros no perdonan la manera en que se manejó el entrenador y mucho menos la dirigencia que le inició un juicio por rescindir de manera unilateral su contrato cuando tenían diagramada la pretemporada que se realizaría en Uruguay.


Es por eso que en las últimas horas Montero concedió una entrevista al diario La Nación y entre los varios temas que tocó, obviamente que surgió la renuncia a su cargo como técnico sabalero. Aunque siempre manteniendo su postura lejos de mostrar arrepentimiento o alguna autocrítica.


–Con contrato en Colón te fuiste a Central. Los técnicos también deben honrar los contratos...

–Con la salida de Colón, que se podrá compartir o no, aprendí mucho. Estaba en Italia cuando supe que dos equipos querían juntarse: Independiente y Central. Pero esos clubes también iban a hablar con otro DT, y no quería sentarme, que no me eligieran y entonces volver a Colón. Me parecía injusto hacerle eso a Colón. Y como mi búsqueda es crecer, me pareció lo mejor renunciar para dialogar libre. Primero lo tomaron bien, pero no. Y no sé hasta qué punto estuve bien o mal al decirles, porque si hacía una reunión a escondidas y no me elegían, me quedaba en Colón y ni se enteraban. Yo duermo tranquilo.

–Te fuiste y Colón es la sensación de la segunda parte del torneo...

–¡Espectacular!

–¿Te sentís parte?

–... No sé si parte..., nosotros tuvimos que traer a 8 jugadores que, por suerte, muchos son titulares y están rindiendo. No la pifiamos. Se lo merecen los jugadores y ojalá le vaya muy bien a Domínguez.

Fuente: La Nación