pais
Lunes 13 de Julio de 2015

Bonadío hizo operativos en la inmobiliaria de Máximo Kirchner y Aníbal Fernández lo cruzó duro

El juez que investiga la causa Hotesur, perteneciente a la familia de Cristina, buscó información en dos empresas vinculadas a la familia presidencial. El jefe de Gabinete dijo que fue un despropósito y "un espanto".

El juez federal Claudio  Bonadio ordenó hoy un operativo en la empresa inmobiliaria que pertenece a Máximo Kirchner en Río Gallegos. Pidió información de las empresas Idea SA, de Kirchner (h), y Valle Mitre, las encargadas de administrar los hoteles de la presidenta Cristina Kirchner. La medida fue duramente criticada por el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien la calificó de “espanto” y cuestionó que se realice “a 17 días de la  elección” en la que el hijo de la presidenta es candidato en Santa  Cruz.

Bonadío tomó la medida en el marco de la causa Hotesur en  la que se investiga a la mandataria, a su entorno y al  empresario Lázaro Báez por supuesto lavado de dinero.

Una delegación de  funcionarios del juzgado federal 11, que encabeza Bonadio, se presentó en diferentes lugares de Santa Cruz para entregar  “órdenes de presentación” y así obtener documentación sobre la  operatoria de la empresa Hotesur, de la familia Kirchner.
 
Uno de los tantos pedidos de información del magistrado se  dirigió a la empresa Idea S.A, que administra uno de los hoteles  de la familia presidencial y tiene sede en la inmobiliaria de  Río Gallegos, donde están las oficinas comerciales de Máximo  Kirchner, en la avenida Presidente Doctor Néstor Carlos Kirchner  496, del Barrio Centro de la capital santacruceña.
 
Bonadio también emitió órdenes de presentación para las  firmas Austral Construcciones, Kank y Costilla, Loscalzo y  Delcurto, Alucom Austral, Badial, La Estación y Don Francisco  (dos estaciones de servicio), que pertenecen a Báez, porque  firmaron convenios con Valle Mitre -también de este empresario- para contratar habitaciones en los hoteles de los Kirchner. Esas habitaciones por las que pagó el empresario santacruceño  nunca fueron ocupadas.
 
“Es un despropósito al que volvemos a asistir de una  partecita del Poder Judicial. Lo del doctor Bonadio es  inconcebible. Sobre todo, porque lo hace esto a 17 días  hábiles de la elección que va a elegir el candidato a Presidente  de la Nación. Y uno de los lugares donde requiere información es  la oficina donde trabaja Máximo Kirchner, que además es nuestro  candidato a diputado nacional por la provincia de Santa Cruz”,  señaló el funcionario.
 
En declaraciones a Radio 10, Aníbal Fernández indicó que la  medida de Bonadio “no es un allanamiento, sino un requerimiento  de información que lleva implícita la posibilidad de allanar si  no se entrega la información”.
 
“Es un sinsentido que vuelve a mostrar una parte horrible de  la Justicia que no quiere recuperarse y escribirse como  respetable ante la sociedad argentina. Es un espanto”, dijo  Aníbal Fernández, y cuestionó que el operativo se lleve a cabo  “nada menos que con la Policía Metropolitana”.
 
“Entre bueyes no hay cornada. La relación (de Bonadio) con  Macri, para ver si pueden sacarle una ventaja a este tipo de  situaciones es un espanto”, sostuvo y dijo que “faltaba que el  juez fuera con los globos del PRO”.
 
Para Aníbal Fernández, “cuando uno habla de la independencia  del Poder Judicial es independencia tiene que estar expresada en  cualquier ciudadano”, tanto en “Máximo Kirchner como cualquier  hijo de vecino en el país”.
 
En relación con la causa Hotesur, señaló: “No hay nada, no  encuentran nada, están dando vueltas desde hace meses con el  mismo expediente, so pretexto de sabe Dios qué cosas y ahora  encontramos cuál es el pretexto: que a 17 días de la elección  aparecen con este tipo de medidas que son inconducentes, que  podrían haber pedido por un oficio y presentado sin ningún  inconveniente”.
 
Señaló que “se nota a todas luces que está siendo traído de  los pelos y que lo que exhibe es una animadversión específica  contra la persona de Máximo Kirchner y contra específicamente la  Presidenta”. “Nadie dice que no se hagan investigaciones cuando se tienen  que hacer. Todas se tienen que hacer. Sin para una sola. Lo que  no puede suceder es que en el marco de esa independencia que  rescatamos y reivindicamos para todos él deje de ser un igual ante  los otros y se lo respete por igual”, expresó, en alusión a  Máximo Kirchner.
 
Dijo que en el marco de esta causa que involucra a la  mandataria y su hijo “no va a pasar nada” y sostuvo que la  acción de Bonadio “tiene en términos del derecho un estrépito  foris”, de modo que produce “una explosión hacia afuera del foro  superlativa porque todo otra vez se lo pone arriba del tapete”.