pais
Miércoles 29 de Julio de 2015

Casi creman el cadáver de una jubilada que había sido entregada a otra familia

El cuerpo de una mujer de 79 años había desaparecido de una clínica en la ciudad bonaerense de San Justo y fue hallado justo a tiempo por sus familiares, quienes habían hecho la denuncia 

El cadáver de una jubilada de 79 años que había desaparecido de una clínica en la ciudad bonaerense de San Justo fue entregado por error a otra familia, que estuvo a punto de cremar el cuerpo, pero finalmente fue devuelto a sus hijos.
 
Los familiares de la mujer fallecida habían denunciado la desaparición del cuerpo en la Clínica Modelo Los Cedros, ubicada en la esquina de la avenida Presidente Illia y la calle Entre Ríos, de la localidad perteneciente al partido de La Matanza.
 
Tras la denuncia, el cadáver de Secundina Pérez fue localizado en la localidad bonaerense de Burzaco, en el sur del conurbano, donde antes se lo habían entregado a otros familiares que tenían pensado cremarlo.
 
“No la cremaron ayer porque faltó un papel”, dijo uno de los familiares de Pérez, mientras que el hijo de la mujer, de nombre Daniel, señaló no tener “idea cómo fue todo esto”.
 
El hombre apuntó contra las autoridades de la Clínica Modelo Los Cedros, donde había fallecido su mamá.
 
En declaraciones a la prensa, agregó: “El cuerpo que ellos iban a cremar era mi madre, y el que tenían que cremar ellos está acá” en la clínica.
 
Más temprano, antes que fuera localizado el cuerpo, Daniel había manifestado: “Yo sé bien quién es mi madre. A mí (en la morgue) me muestran otro cadáver, o sea, podía elegir cualquier cadáver. Desde ese momento todavía no apareció”.
 
Los familiares de Pérez habían radicaron la denuncia en la comisaría primera de San Justo ante la situación por la falta del cuerpo de la jubilada.
 
“Los policías no nos creían, decían que era un chiste, pero no, es verdad”, indicó Daniel.
 
Pérez murió el lunes en la clínica, que atiende a jubilados del PAMI, luego de haber sido internada por un fuerte dolor abdominal.
 
La mujer era diabética y sufrió un paro cardiorrespiratorio después de que le aplicaran dos inyecciones.