pais
Domingo 12 de Julio de 2015

Cristina saludó al Papa tras la misa en Paraguay

La Presidenta asistió a la multitudinaria misa celebrada por Francisco en el parque Ñu Guasú y, concluida la ceremonia, saludó al sumo pontífice y le obsequió una copia del rezo de Juan XXIII por la salud de Eva Perón. La misa coronó la gira del Papa por Ecuador, Bolivia y Paraguay.

Cristina participó de la misa ofrecida por el papa Francisco en el parque de la capital paraguaya Ñu Guasú, donde al finalizar le obsequió una copia de recortes de diarios de época con el rezo de Juan XXIII por la salud de Eva Perón.
El regalo consiste en recortes de diarios de época con el rezo del nuncio en Francia y futuro papa Juan XXIII por la salud de la esposa de Juan Domingo Perón.
Al finalizar la misa, Cristina, que estaba sentada en primera fila, subió a las escalinatas que llevaban al altar e intercambió saludos con Francisco.
•LEER MÁS: Francisco en Paraguay: "La hospitalidad con el que no piensa como nosotros es clave"
La Presidenta siguió la misa, que se extendió por una hora media, sentada junto al presidente de Paraguay, Horacio Cartes, y protegiéndose por momentos del intenso calor con un pequeño abanico negro.
Cristina Fernández de Kirchner arribó a Ñu Guasú media hora antes de la llegada del Papa y se ubicó en la primera fila del sector protocolar preparado para autoridades, junto al secretario general de la Presidencia, Eduardo 'Wado' De Pedro, que lo hizo una fila más atrás.
La Presidenta se mostró visiblemente emocionada tanto al ingreso como a la salida del campo de Ñu Guasu donde fue ovacionada por miles de argentinos y paraguayos que les manifestaban sus reconocimientos.
Durante la salida, y a pesar del fuerte cordón de seguridad argentino-paraguayo, la Presidenta se detuvo en más de diez oportunidades para sacarse fotos -algunas selfies- con quienes se lo pedían a su paso.
Incluso, dos de esas paradas las realizó ante dos jóvenes en sillas de ruedas, que habían logrado llegar hasta la primera fila de personas ubicada detrás de los cordones de seguridad, más allá de lo dificultoso de la accesibilidad al lugar.
Además de los saludos de los argentinos residentes en Asunción, los paraguayos -en su mayoría jóvenes- la llamaban 'Presidenta' o 'Cristina', con marcado acento guaraní y en manifestaciones de afecto que llegaban a evidenciar que la sentían 'como propia'.
La presidenta, y el resto de la comitiva, integrada por el vicecanciller Eduardo Zuain, el secretario de Culto, Guillermo Olivieri, el embajador ante la Santa Sede, Eduardo Valdés, y el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, llegó anoche a Asunción y se hospedó en un hotel ubicado a sólo dos kilómetros del predio de la Fuerza Aérea donde se desarrolló la misa.
Cristina fue la única jefa de Estado de la región que asistió a la misa, dado que el uruguayo Tabaré Vázquez y la brasileña Dilma Rouseff no pudieron acudir a la cita.
Una hora después de finalizada la misa, la Presidenta se dirigió al Aeropuerto Internacional de Asunción donde abordó el Tango 01 y emprendió el retorno a nuestro país.
El de hoy fue el sexto encuentro entre Cristina y el Papa, desde que Francisco asumiera tal condición, a mediados de marzo de 2013; y el segundo fuera del Vaticano, teniendo en cuenta que una de las reuniones fue en Río de Janeiro.
El primer encuentro entre Cristina y el Papa se realizó en el Vaticano en marzo de 2013 cuando asumió Francisco, el segundo en Brasil en julio del mismo año y el marco de la Jornada Mundial de la Juventud y el tercero fue un almuerzo en la Santa Sede en marzo de 2014.
El cuarto encuentro también se realizó en el Vaticano, en setiembre de 2014, en tanto que la última reunión fue hace poco más de un mes en el mismo lugar.
En lo que resta de su mandato, la Presidenta podría volver a reunirse una o dos veces con Francisco, en el marco de la gira que el Papa realizará por Cuba y Estados Unidos entre el 19 y 22 de septiembre y a las que Cristina ya fue invitada.

Fuente: Télam