pais
Viernes 15 de Enero de 2016

Desconcierto, bronca y falta de información en Fisherton por la cancelación de vuelos de Sol

La empresa anunció a las autoridades aeroportuarias anoche a última hora que cancelaría todos los vuelos, pero ayer vendió tickets durante todo el día. 

Desconcierto y bronca eran las sensaciones que reinaban esta mañana en el Aeropuerto Internacional Islas Malvinas de Rosario tras conocerse la noticia de la cancelación de vuelos y de la quiebra de la empresa Sol. La noticia fue comunicada por la firma a las autoridades de la estación a última hora de anoche y esta mañana ya no quedaban representante de la empresa en Fisherton.

Los pasajeros se enteraron de la novedad esta mañana cuando se presentaron ante los mostradores de Sol donde había un pequeño cartel que rezaba: "La Gerencia del Aeropuerto informa que todos los vuelos se encuentran cancelados. Pasajeros con ticket de Aerolíneas Argentinas dirigirse a esta compañía".

 

Según un informe del móvil de La Ocho, los usuarios que contaban con pasajes emitidos a través del convenio que Sol tenía con Aerolíneas iban a ser reubicados en otros servicios. Es decir, no perdían el dinero, pero no sabían a ciencia cierta cuándo podrían viajar..

En cambio, los pasajeros que obtuvieron sus ticket para volar directamente con Sol son los más perjudicados. Es que, según trascendió, la empresa ayer vendió pasajes en forma normal incluso a través de su página de internet y en ningún momento advirtió que esos servicios serían cancelados hoy.

 

 

De acuerdo a una recorrida por la aeroestación de Rosario, Sol contaba con cuatro máquinas. Dos estaban ubicadas en los hangares y dos estaban sobre la plataforma como si estuvieran en absoluta normalidad, listas para ser abordada por pasajeros..

"Tengo un pasaje que compré la semana pasada como Aerolíneas-Sol y no sé si podré viajar. Yo viajaba a Río Grande y compré mi ticket directamente por Sol. No sé que pasará con mi viaje. El avión salía a las 7 y me encontré con que no había ni un empleado que de la cara y nos diga algo", contó al móvil de La Ocho una mujer que estaba con todo su equipaje en el hall del aeropuerto.

 

 

"Cuando saqué el pasaje la semana pasada, trabajaban normalmente. Había como seis empleados. Pagué 4.500 pesos mi pasaje. Tenía que viajar por una cuestión laboral que se verá afectada por todo esto. Nadie de Sol nos dio una respuesta. Iré a averiguar a Aerolíneas para ver si alguien me da una solución, sino me guardaré el pasaje de recuerdo", añadió.