pais
Viernes 22 de Enero de 2016

Descubrieron en Mendoza un dinosaurio que sería el más grande del mundo

Medía entre 25 y 28 metros y su peso era igual al de 10 elefantes.  Fue bautizado como Notocolossus, que significa "gigante del sur"

El paleontólogo mendocino Bernardo González Riga y sus colegas descubrieron los restos del dinosaurio más grande del mundo. La nueva especie fue hallada en el sur de Mendoza, en una zona de Malargüe, entre rocas de fines del período Cretácico y después de intensas exploraciones.
Se estima que esta criatura habitó en la tierra hace al menos unos 86 millones de años. Medía entre 25 y 28 metros de largo y pesaba entre 40 y 60 toneladas, es decir, el equivalente a de 9 a 13 elefantes juntos. Fue denominado Notocolossus Gonzalezparejasi.


Según González Riga, este nombre se traduce como "gigante del sur" por su tamaño descomunal y la localización. La especie se refiere a Jorge González Parejas, un abogado mendocino que ha hecho contribuciones significativas para la protección del patrimonio paleontológico de Mendoza.
"El hallazgo se produjo hace unos siete años, luego de 20 años de expedición y decenas de campañas. Sin embargo, recién se dio a conocer el 18 de enero de este año. Nuestro trabajo consiste en hallar objetos, pero para que se transformen en un descubrimiento, es necesario realizar una interpretación científica que demora muchos años, como en este caso", explicó a Diario UNO González Riga.
El investigador describió que los restos fósiles rescatados proporcionan información clave sobre la anatomía de la extremidad trasera de los titanosaurios gigantes y contó que se trata de un grupo numeroso y ciertamente enigmático de dinosaurios. "Eran saurópodos, es decir, enormes herbívoros con largo cuello y cola. Comprendían más de 60 especies y vivían en todos los continentes", dijo.


El geólogo Bernardo González Riga, de la Universidad Nacional de Cuyo, encontró en Malargüe el dinosaurio más grande del mundo.

Según detalló, el peso de los titanosaurios variaba entre el de una vaca hasta el de una ballena jorobada. "Fueron los herbívoros más abundantes durante el Cretácico. A pesar de su extraordinaria riqueza de especies y la diversidad en el tamaño del cuerpo, no se conocen bien muchos aspectos de su anatomía, evolución, comportamiento y ecología. Esto se debe principalmente a que la mayoría de estos dinosaurios se conocen a partir de esqueletos incompletos", señaló.
El geólogo agregó que estas bestias fueron los animales terrestres más pesados ​​que han existido. "Las extremidades traseras de estos dinosaurios son fundamentales para conocer su tipo de locomoción y su modo de soportar el peso. Ahora tenemos nuevas evidencias que ayudan a resolver parte de este misterio", expresó.
El día después
Una vez dada a conocer la noticia a través de la revista Scientific Reports, González Riga contó que recibió muy buenas críticas por parte de colegas del mundo entero que vieron el estudio como "profundo, certero y con fundamentos seguros". El investigador explicó que recibir del ambiente científico estos halagos no es poco, porque se trata de un campo muy competitivo y difícil.
También recordó que encontró las primeras pistas durante una caminata que realizó por la mañana. Siguió la huella de unos pequeños fragmentos que se habían desprendido de unas rocas hasta dar con la inmensa mole donde permanecían ocultos los restos de huesos prehistóricos.
"Ahora que tenemos todo el pie de un titanosaurio gigante podemos aprender más acerca de cómo estos dinosaurios fueron capaces de soportar más peso que cualquier otro animal terrestre en la historia de la vida. Argentina era verdaderamente la tierra de los gigantes", aseguró.
Bernardo González Riga lideró la investigación y trabajó con el paleontólogo norteamericano Matt Lamanna, del Museo Carnegie de Historia Natural, de Pittsburgh, y otros tres paleontólogos argentinos: Leonardo Ortiz David y Juan Coria del Conicet-Ianigla y el Laboratorio de Dinosaurios de la UNCuyo, y Jorge Calvo, del Centro Paleontológico Lago Barreales, de la Universidad Nacional del Comahue.
Tres frases de Bernardo González Riga, geólogo de la UNCuyo
"Cuando estudiaba en la universidad, nunca imaginé que llegaría a realizar un descubrimiento tan importante. Este hallazgo es un sueño”.
“Siento que después de tanto esfuerzo van quedando huellas, y eso es lindo y gratificante porque todo lo hice por vocación y nada más”.
“Hemos recibido muy buenas críticas de parte de los colegas que leyeron la investigación”.
-Líder del equipo de investigación, Bernardo González Riga (Conicet, Laboratorio de Dinosaurios de la Universidad Nacional de Cuyo) junto con un húmero del nuevo titanosaurio Notocolossus Gonzalezparejasi. El húmero mide 1,76 m de largo y es el más largo descubierto para el período Cretácico.




Fuente: Diario UNO