pais
Miércoles 01 de Abril de 2015

"El 10% que paga Ganancias no dejó ir a trabajar al otro 90%"

Lo dijo la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien criticó a los dirigentes sindicales opositores y aseguró que tiene espalda para bancarse "este tipo de protestas".

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner disparó ayer munición gruesa contra los dirigentes sindicales que convocaron al paro nacional de ayer. Los vinculó con una estrategia opositora, dijo tener "espaldas para bancar" este tipo de protestas y aseguró sentir "vergüenza" de que "el 10 por ciento que paga el impuesto a las Ganancias no haya dejado ir a trabajar al otro 90 por ciento".

La jefa del Estado pidió a quienes tributan el impuesto a las Ganancias que sean "solidarios con el resto de los trabajadores" y minimizó la medida de fuerza, al aseguraron que fue una "huelga de transporte" y no un paro general.

En un encendido discurso desde la localidad bonaerense de La Matanza, la presidenta citó a Evita para asegurar: "Le tengo más miedo al frío de los corazones de los compañeros que se olvidan de donde vinieron que al de los oligarcas".

"Me duele más que quienes vienen del palo y pelecharon un poco más no se acuerden de los que menos ganan", señaló la mandataria nacional y agregó: "Por eso el pueblo de La Matanza no está de paro".

Al compartir el palco junto al gobernador de Buenos Aires Daniel Scioli y el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, Cristina sostuvo que "si hubiese habido transporte" la gente habría ido a trabajar, y de esta forma evaluó el alcance de la medida de fuerza realizada ayer en todo el país.

Solidaridad

Ante cientos de militantes, afirmó que le duele que quienes "tienen un trabajo y bien remunerado se olvidan de los que todavía están afuera y hacen un paro porque tienen que ceder un poco de su sueldo para otros compañeros, para los jubilados".

Además, la presidenta expresó que "no hay que confundir jamás a los trabajadores con algunos dirigentes sindicales". Y cargó específicamente, aunque sin nombrarlo, al titular de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo.

El gastronómico, durante la conferencia de prensa que organizaron los gremialistas que realizaron la medida de fuerza, había dicho en referencia al ministro de Economía, Axel Kicillof, que "este rusito nos debe 25 mi palos y es mentiroso con la inflación". La presidenta lo cruzó denunciándolo por discriminación.

"Estoy esperando si algunas de las autoridades de la comunidad judía hacer una denuncia por discriminación, parece mentira que se discrimine a alguien, sea ministro o barrendero", desafío Cristina y también recordó el pasado del sindicalista como dirigente estrella del menemismo en la década de los 90.

Frente a la amenaza de una profundización de la protesta por la eliminación del impuesto a las ganancias, Cristina lanzó un desafío a esa dirigencia sindical: "He bancado tantas cosas, y en esta especial, me siento con espaldas para bancarlas".

La mandataria nacional pidió "a todos los que lograron subir que se fijen que todavía tengo gente al pie de la escalera a la que tengo que hacerle subir un escalón".

"Con el paro estamos perjudicando a muchos argentinos y no es justo porque en el fondo todos sabemos que no se trata de reivindicaciones obreras, sino de una expresión opositora", consideró.

Recomendación

Al respecto, dijo: "Lo que tienen que hacer es presentarse a elecciones, pero no impulsar estas actitudes que le hacen mal a los trabajadores porque no quiero que en el día de mañana, cuando no esté en el gobierno, que no creo que suceda porque seguiremos siendo gobierno, ver a ningún trabajador, ningún dirigente convocar a un paro por baja de salarios o cierre de fábricas".

Es más, pidió a los sindicalistas que encabezan las protestas que "piensen en la gente que a las cuatro de la mañana se toma un tren cuyo maquinista gana cuatro veces más que él para ir a un trabajo en el que probablemente ni siquiera esté registrado".

Agregó que "si hubiera habido trenes, colectivos, hubieran ido todos a trabajar" y fustigó a los que "se olvidan que no había Consejo del Salario", en referencia a otras épocas.

Asimismo, mencionó que en una decisión soberana se está "estatizando los ferrocarriles", contrastándola con una dirigencia sindical que convoca al paro".

La presidenta habló en la inauguración del Centro Cultural y Deportivo Juan Domingo Perón en La Matanza, donde anunció proyectos de obras de agua potable.