pais
Martes 03 de Febrero de 2015

El borrador de la denuncia de Nisman contra Cristina Kirchner

El matutino porteño respondió a la actuación del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien había calificado a la información publicada como “basura”. Galería de imágenes.

El diario Clarín reveló documentación que corraboraría la información publicada el domingo y así dejó constancias de lo que el fiscal Nisman tenía pensado hacer.

Entre los documentos que publicó Clarín hay un borrador en el que Nisman pidió la detención de Cristina datado en junio de 2014; un escrito en el que el fiscal detalla todas las detenciones que solicitaría al juez que iba a tener su denuncia; y un documento firmado por el comisario Rodolfo Gutierrez, jefe de la división Criminalística de la Policía Federal que trabaja en la causa por la muerte de Nisman con fecha de 20 de enero 2015.

Según consignó Clarín, entre los papeles que se hallaron en el departamento del fiscal fallecido el 19 de enero estaban unas copias del borrador que escribió Nisman en junio del año pasado. Los investigadores los hallaron exactamente en el tacho de basura abollados y mezclados con otros residuos. El matutino porteño detalló que era un texto escrito en la computadora y corregido a mano por el mismo fiscal. Los documentos fueron fotografiados por los investigadores y se incluyeron como prueba en la causa que investiga la muerte de Nisman a cargo de la fiscal Viviana Fein, informó el matutino.

Jorge Capitanich en su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada rompió dos páginas de ese diario el lunes en la que había dos notas cuya información calificó como “basura”: una acerca de las intenciones iniciales de Nisman de pedir la detención de la Presidenta, entre otros, y una columna de opinión de Eduardo Van der Kooy. Al mediodía, la fiscal Fein emitió un comunicado reafirmando la desmentida del jefe de Gabinete.

Según Clarín, el borrador de la denuncia de Nisman, de al menos 26 páginas, forma parte del expediente que investiga la muerte del fiscal de la AMIA, que corrobora la información que se publicó el fin de semana y, a su vez, desmiente a Capitanich y a Fein.