pais
Viernes 10 de Julio de 2015

Incendiaron la casa del dueño del pitbull que mató a un niño de 8 años

Ocurrió en Santiago del Estero, un día después de que el perro atacara a Rodrigo Ruiz, de 8 años. Las mordidas en el cuello del pequeño fueron letales. Murió en el hospital. 

Medio centenar de vecinos y familiares del niño de 8 años que murió el miércoles atacado por un perro de la raza pitbull intentaron incendiar y destruyeron la casa del dueño del animal, en el barrio Almirante Brown de la capital santiagueña, informaron fuentes policiales
El incidente ocurrió cuando los pobladores incendiaron la vivienda de Ramón Luis Ávila, de 35 años y propietario del perro que atacó y mató a Rodrigo Maximiliano Ruiz.
Tras destruir una tapia perimetral y provocar daños en puertas y ventanas, los vecinos prendieron fuego la casa de Ávila, que permanece detenido en la Comisaría Séptima y cuyos familiares decidieron retirar mobiliario y electrodomésticos previendo lo que podía ocurrir.
En pocos minutos el fuego consumió gran parte de la vivienda, antes del arribo de una dotación de bomberos de la policía de Santiago del Estero. El nene se dirigía el miércoles a jugar a un baldío y fue atacado por el perro, que rompió la cadena que lo sujetaba y escapó de la casa ubicada en el cruce de las calles 10 y Séptimo Pasaje del barrio Almirante Brown, en el Sur de la ciudad.
En el ataque, el pitbull le causó al niño graves heridas en el cuello y rostro antes de que los vecinos pudieran rescatarlo de sus garras.
Trasladado de urgencia al Centro Provincial de Salud Infantil Eva Perón, el pequeño murió minutos más tarde en la sala de urgencias como consecuencia de las graves lesiones sufridas, en tanto los mismos vecinos que lo habían rescatado mataron a golpes al animal.
La madre del niño, Miriam Ruiz, sigue conmocionada por todo lo sucedido. La progenitora recordó que la última vez que vio con vida a su niño fue cuando éste le avisó que “regresaba en un momento, porque iba a jugar con sus amiguitos”.
Dijo que, momentos después, se le apareció desesperado otro de sus hijos, un adolescente, de 14 años, quien le contó que Rodrigo “había sido atacado por un perro”.
Sostuvo que, al salir presurosa hacia el lugar donde estaba su niño, no podía salir de su asombro al ver lo que había ocurrido. “Mi hijo estaba sobre el piso, todo lleno de tierra”, relató la mujer entre lágrimas.
En los últimos años fueron varios los casos de ataques de perros de raza en la provincia, entre ellos el de Sofía Díaz, de 3 años, que murió en octubre de 2013 por las mordeduras.
►Padres molestos. “En todos los casos y tras detenciones preventivas de dueños de los animales, todo concluye con una instrucción judicial y la excarcelación de los responsables”, coincidieron en señalar vecinos del niño fallecido preocupados por casos similares.
Barrio Brown. El pitbull que atacó y mató al pequeño Rodrigo Ruiz.
Fuente: Télam.