pais
Viernes 28 de Agosto de 2015

Indigente se reencontró con su hermano después de 32 años

Héctor, de 52 años y en situación de calle, tuvo que ser hospitalizado en la ciudad cordobesa de Río Cuarto por una afección pulmonar. Vecinos lograron localizar a su familia y el hombre volverá a Santiago del Estero para vivir con ellos.

Una historia conmovedora e inédita tuvo lugar en la ciudad cordobesa de Río Cuarto, donde un indigente, de 52 años, debió ser hospitalizado por una afección pulmonar, generando la preocupación de los vecinos, que inmediatamente organizaron una campaña solidaria que llegó a la ciudad de origen del hombre.
Allí, en Termas de Río Hondo, en Santiago del Estero, su familia luego de más de 30 años tomó conocimiento de la existencia y de la delicada situación de su ser querido, a quien creían muerto. Horas después se reencontraría con su hermano menor, fundiéndose en un sentido abrazo, y luego comenzarían juntos a planificar el camino de regreso a casa.
A sus 20 años, Héctor Virgilio Suárez se marchó de su domicilio familiar de Las Termas de Río Hondo, en Santiago del Estero, para probar suerte en la ciudad bonaerense de Mar del Plata.
Sin embargo, nunca más se supo de él hasta el pasado lunes, cuando Esteban Roldán identificó a aquel vecino, que sus propios seres queridos no creían que continuara con vida luego de 32 años sin tener información de su paradero.

El hombre llamó a Francisco Suárez, el hermano menor de “Cheli”, para mostrarle un video que había comenzado a circular por dicha localidad santiagueña y que reflejaba a Héctor, de 52 años, internado en el Hospital San Antonio de Padua de Río Cuarto.
Justamente fue en el centro de salud donde se inició un periplo de contactos, cadenas de mensajes e informaciones referidas a ubicar a los seres queridos del “Hombre del árbol”, quien con pocas palabras reconoció apellidarse Suárez y ser oriundo de Las Termas.
Una vecina advirtió que el linyera, que residía últimamente en un terreno baldío situado en Carlos Rodríguez al 1200, de la ciudad cordobesa, padecía insuficiencias respiratorias y un estado febril, causado por las bajas temperaturas.
Por lo tanto, acudió al personal policial con el fin de trasladarlo al establecimiento sanitario y posteriormente recurrió a los medios locales para que difundieran el caso. Las imágenes llegaron a Jorge Sánchez, un remisero, que residió en Río Hondo y rápidamente trasmitió la situación del “Hombre del árbol”, calificativo que le valió por hospedarse en la arboleda durante 15 años, a sus conocidos santiagueños.

“Creí que estaba muerto”
​Finalmente, Francisco -al ver las imágenes- expresó: “Éste es el ‘Cheli’”, reconociendo a “Crónica”: “Cuando lo vi, me generó mucha tristeza cómo estaba”.
A las pocas horas se dirigió a Río Cuarto para reencontrarse con su hermano, ocasión que le generó “sensaciones encontradas. Primero bajón, porque no me reconocía, y a la vez un alivio enorme ya que creía que estaba muerto. Cuando al día siguiente se dio cuenta quién era, me largué a llorar”.
En las próximas horas, Héctor Suárez recibirá el alta médica y emprenderá el regreso a su ciudad natal junto a su hermano Francisco, para reencontrarse con los suyos.
​No obstante, resta designar el centro de salud, en el cual continúe su tratamiento en Las Termas de Río Hondo, puesto que los médicos informaron que el “Hombre del árbol” presenta una afección pulmonar. Por su parte, su hermano Francisco informó: “Está bien, se alimenta en forma normal, así que el sábado estaríamos volviendo”.
Fuente: Crónica.